12/09/2014

AYUNTAMIENTO DE MADRID PRORROGA LA GESTIÓN DE RESIDENCIAS Y CENTROS DE DÍA

Al Ayuntamiento de Madrid aprobó el 11 de Septiembre un gasto de 27.872.411€ para prorrogar del contrato de gestión de  centros de día, residencias y apartamentos tutelados municipales, entre el 1 de octubre de 2014 y el 31 de diciembre de 2015.

Así lo hemos leído en la web del consistorio madrileño.

Servicios para tercera edad del Ayuntamiento de MadridEsa cifra, unida a los 2.056.949 euros que corresponden al el gasto que aprueba la delegada del Área de Gobierno de Familia, Servicios Sociales y Participación Ciudadana, arroja un total de 29.929.360 euros para atención a mayores en la ciudad de Madrid.

Esta cantidad supone mantener y garantizar la atención de las personas mayores en 60 centros de día municipales que cuentan con 2.930 plazas, 1.700 destinadas a mayores con deterioro físico y 1.230 para mayores con deterioro cognitivo. El contrato de gestión se extiende a las 100 plazas de los apartamentos tutelados para mayores ubicados en los distritos de Centro y Retiro, y a las tres residencias para mayores de Madrid  de titularidad del  Ayuntamiento con 184 plazas, dos de ellas destinadas a mayores con deterioro cognitivo y una para mayores con deterioro físico.

La Red de Atención de Centros de Día está formada por 101 centros, de los que 41 son concertados, y 4.463 plazas. En 2013 se atendieron a más de 7.000 mayores en toda la red.

Atención integral

Los centros de día son de atención diurna, no residencial, y tienen una doble función. Por un lado, suponen un servicio imprescindible de apoyo para los mayores dependientes puesto que les permite continuar en su hogar retrasando el ingreso en una residencia. Por otro, apoyan a los cuidadores facilitando la conciliación familiar y laboral al poder contar con un servicio que atiende a los mayores en todos los ámbitos y que ofrece apoyo y asesoramiento a la familia.

La población a la que van dirigidos son las personas mayores de 60 años con algún problema físico o relacional, y, sin límite de edad, a las personas con enfermedad de Alzheimer o deterioro cognitivo, en régimen diurno. En estos equipamientos los mayores dependientes reciben una atención integral socio-sanitaria, preventiva y rehabilitadora.

Desde el centro de día se elabora un Plan de Atención Personalizado para cada mayor y su familia. Un grupo de expertos valora la capacidad funcional y cognitiva del mayor, entre otras apreciaciones, y la sobrecarga y las necesidades del cuidador.

Los centros de día permiten una flexibilidad en la asistencia a los centros, pueden acudir de lunes a viernes (dos, tres o cinco días a la semana) de ocho de la mañana a seis de la tarde. Cuentan con transporte adaptado para trasladar al mayor desde su domicilio atendiendo las necesidades y horarios de los cuidadores.

Tanto las personas mayores como los cuidadores, normalmente familiares, manifiestan más tranquilidad y seguridad con los Centros de Día de Madrid. De la encuesta realizada por el Ayuntamiento durante el año 2013 entre los usuarios de centros de día y sus familiares resalta el siguiente dato: más del 95% de los encuestados cree que el apoyo de estos equipamientos le ha permitido seguir viviendo en su domicilio en mejores condiciones.

Según los datos que maneja el Ayuntamiento, más del 90% de los familiares manifiestan satisfacción con la información que reciben relativa al estado y evolución de la persona mayor atendida. El 80% conoce las actividades formativas, informativas o de apoyo que el s organiza para los familiares y el 60% ha participado en ellas.

El hecho de que se prorrogue la gestión hasta el 31 de Diciembre de 2015 puede tener que ver con la entrada en vigor de la Ley 27/2013 de racionalización y sostenibilidad del régimen local que prevé que casi todos los servicios sociales que prestan los Ayuntamientos pasen a ser competencia de las Comunidades Autónomas.  Ese traspaso deberá producirse, como más tarde a finales de 2015 por lo que, hasta entonces tendrán que articularse la forma de prestar los serivicios (los puede asumir la Comunidad, delegarlos en el propio ayuntamiento o buscar vías de restruturación e incluso cierre).