30/06/2011

¿NECESITAN LOS PENSIONISTAS COMPLEMENTAR SU PENSIÓN?

"¿Necesitan los futuros jubilados complementar su pensión? Análisis de las reformas necesarias y sus efectos sobre la decisión de los ciudadanos”. Este es el título del estudio ganador de la VI edición del Premio Edad&Vida, presentado esta mañana en CaixaForum Madrid. El informe ha sido elaborado por un equipo investigador de la Universidad de Extremadura, en colaboración con la Universitat de València y cuenta con el patrocinio de VidaCaixa. 

La presentación del estudio, inaugurada por el Presidente de la Fundación Edad&Vida, Higinio Raventós, ha contado con la participación de Inmaculada Domínguez y Enrique Devesa, miembros del equipo investigador de la Universidad de Extremadura y José Antonio Iglesias, Vicepresidente del Área de Financiación de Servicios a las Personas de la Fundación Edad&Vida. Raventós aprovechó la ocasión para "felicitar a todo el equipo por el gran trabajo realizado, así como por su original e innovador planteamiento”.

El principal objetivo del estudio es determinar si los futuros pensionistas de la Seguridad Social necesitarán complementar su pensión pública, para asegurarse unos ingresos mínimos en la etapa final de sus vidas. Para ello, se analizan los distintos productos de ahorro para complementar la pensión y qué tipo de reformas en el sistema de pensiones son más aceptables para los ciudadanos. 

Mesa miembros Pacto de Toledo. Isabel Lopez Chamosa, Tomás Burgos, Carles Campuzano

LOS ESPAÑOLES RESPONDEN

Una parte fundamental del estudio premiado ha sido la elaboración y el análisis de los resultados de una encuesta, realizada a 1.200 individuos representativos de la población española de entre 25 y 54 años. El objetivo de esta encuesta es conocer el grado de conocimiento que tienen los ciudadanos españoles sobre el sistema público de pensiones, y su percepción sobre la salud financiera del sistema, así como su nivel de aceptación a las diferentes propuestas de reforma con las que se pretende garantizar la sostenibilidad del sistema.

La encuesta revela que los trabajadores encuestados, de manera explícita estarían dispuestos a asumir un aumento en sus cotizaciones actuales a la Seguridad Social, lo que supondría disminuir el salario percibido, a cambio de mantener los niveles de las pensiones que recibirán en el momento de jubilarse. De hecho, el 62% responde afirmativamente a esta posible solución para mantener la estabilidad del sistema, muy por delante de otras opciones como aumentar la edad de jubilación.

Un 42% de los encuestados consideran la medida de aumentar la edad de jubilación como la menos adecuada, frente al 40% que creen que el aumento de años cotizados para el cálculo de la pensión de jubilación es la opción más recomendable en caso de reforma del Sistema.

Con respecto al conocimiento del sistema de pensiones y de las cotizaciones a la Seguridad Social, los encuestados manifiestan importantes lagunas: el 41% desconoce qué porcentaje de su sueldo se dedica a pagar las cotizaciones de la Seguridad Social (un 74% si tenemos también en cuenta a aquéllos que contestan de manera incorrecta); y este desconocimiento es aún mayor, alcanzando el 66%, cuando se plantea a los entrevistados si conocen el importe total de las cotizaciones que realizan tanto el trabajador como el empresario.

Otro dato relevante es que el 91% de los encuestados considera que es necesario reformar el Sistema para garantizar su sostenibilidad, y casi dos tercios de éstos piensan que la reforma debe realizarse de manera urgente. Más de la mitad de los encuestados apoyaría un cambio del actual sistema de reparto a otro mixto que se basara, por un lado, en un pilar de reparto, público y obligatorio y, por otro, en un sistema de capitalización privado y obligatorio.

Finalmente, la mitad de los encuestados apuesta porque el producto de ahorro para complementar la pensión pública sea un Plan de Pensiones o un Plan de Previsión Asegurado, siendo la garantía la característica prioritaria a la hora de contratar un producto de ahorro para la jubilación.

UNA METODOLOGÍA INNOVADORA

Una de las grandes novedades y aportaciones de este proyecto para analizar la sostenibilidad del Sistema de Pensiones es la utilización de los datos obtenidos a partir de la Muestra Continua de Vidas Laborales que elabora la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social, ya que, hasta ahora, la mayoría de los trabajos sobre la viabilidad financiero-actuarial de nuestro Sistema de Pensiones han sido realizados con simulaciones, estimaciones y datos "virtuales” sobre las cotizaciones y pensiones de la población española. El análisis se ha realizado a través de la medición de varios indicadores como la "Deuda Implícita”, el "Desequilibrio Financiero-Actuarial”, el "Coste por Pensión Unitaria” y el "Tanto Interno de Rendimiento”. Además, se ha tenido en cuenta el impacto de las reformas propuestas en el "Proyecto de Ley sobre Actualización, Adecuación y Modernización  del Sistema de Seguridad Social” aprobado recientemente por el Gobierno.

PROPUESTAS DE LA FUNDACIÓN EDAD&VIDA

Tras los resultados obtenidos en el estudio premiado, la Fundación Edad&Vida ha elaborado una serie de recomendaciones y propuestas concretas, agrupadas temáticamente y dirigidas a administraciones, agentes sociales, empresas y ciudadanos, que pretenden contribuir a llevar a cabo las reformas necesarias en nuestro Sistema de Pensiones con las máximas garantías de éxito.

Entre ellas cabe destacar las encaminadas a la mejora de la información que recibe el cotizante sobre cómo funciona el sistema y los riesgos a los que está sometido, y dándoles a conocer los productos de ahorro existentes para fomentar el ahorro privado.

En este sentido, desde la Fundación Edad&Vida se considera necesario poner a disposición de los cotizantes un simulador que les permita conocer cuál sería su pensión o su tasa de sustitución, de mantenerse constantes sus circunstancias de cotización actuales, de manera que pudieran ver qué cantidad necesitan destinar a otros productos de ahorro finalista.

También son importantes las recomendaciones que se hacen para el diseño de productos de ahorro finalista, dirigidas al mercado financiero y asegurador, con respecto a la necesidad de seguridad y garantía que reclaman los cotizantes para contratarlos y, por otro a la Administración, para que los dote del incentivo fiscal necesario.

En conjunto, las recomendaciones de la Fundación Edad&Vida ponen de manifiesto que, a pesar de las reformas pr