05/05/2004

¿QUÉ PREOCUPA A LAS RESIDENCIAS DEL S.XXI?

¿ Qué preocupa a las residencias del S. XXI ?

 

Durante la celebración de nuestras II Jornadas Técnicas de Inforesidencias.com que tuvieron lugar en Madrid el pasado día 26 de Febrero, aprovechamos la ocasión y solicitamos la colaboración de los asistentes para que dieran respuesta a un sencillo cuestionario.

A continuación les presentamos las conclusiones más destacadas.

Vale la pena comenzar matizando que la procedencia, formación y perfil de los asistentes fue de lo más variopinto; contamos con neófitos en el sector, directores de centros, directivos de grupos empresariales, profesionales de la geriatría, consultoras especializadas, representantes de las principales patronales, prensa etc.

La muestra comprende 68 cuestionarios, recogidos al finalizar la sesión de la tarde. La encuesta se compone de cinco preguntas, cuatro de ellas de selección múltiple y una pregunta abierta vinculada a una de las anteriores.

A pesar del reducido número de encuestados, la aplastante coincidencia en algunas de las respuestas nos revela que comienzan a consolidarse opiniones compartidas por todos los grupos de opinión. Se constituyen como realidades condicionantes para determinar hacia dónde va el sector de las residencias geriátricas, título de nuestro encuentro.

Como primera inquietud, y a modo de preámbulo, con el título de la Jornada, nos interesó saber qué percepción tiene el sector de sí mismo. Por ello preguntamos si sabrían identificar en qué momento se encuentra el sector de las residencias. Las alternativas planteadas iban desde considerarlo como incipiente hasta abogar por la madurez del mismo. La mayoría se inclinó por pensar, con un porcentaje del 62,8% , que el sector se encuentra en un momento de inflexión, en el que se están produciendo cambios en las variables socio-económicas que le afectan y que sobrevivirán a esta etapa aquellas empresas que sepan reaccionar. La segunda alternativa más valorada, pero seguida de lejos con un 30,2%, defendía que el sector todavía está en fase de crecimiento y que todavía no existían empresas que demostrasen poseer un sólido modelo de gestión. La escasa elección de las otras posibilidades demuestra que ni se trata de un mercada nuevo, ni por el contrario da muestra de haber llegado a su madurez.

Una de las reclamaciones más extendidas, tanto entre los gestores privados, como de las patronales, asociaciones e incluso particulares es la necesidad de una mayor implicación por parte de las Administraciones Públicas. Acorde con esta circunstancia nos interesó conocer la opinión de los asistentes al acto sobre el papel que juega actualmente el sector Público en la atención a mayores. La gran mayoría de los encuestados, un 95,3% de los mismos consideró necesaria la intervención Pública, pero a la vez insuficiente. Un 87.8% coincidió al opinar que debería generarse una mayor colaboración entre las iniciativas Públicas y privadas.

Para conocer qué temas son, hoy por hoy, los que generan mayor preocupación a los centros planteamos diez propuestas para que cada asistente determinase de acuerdo a su propio criterio las cinco prioritarias. Quizás la conclusión más relevante es la importancia que suscita el tema del personal, las dos cuestiones vinculadas al mismo acaparan el 27,4% de las alternativas seleccionadas. Éstas hacían referencia a la dificultad para encontrar personal adecuado y a la falta de motivación de los profesionales en sus puestos de trabajo. Es curioso observar como se produce una cierta incoherencia en el resultado de otros aspectos de este punto. El siguiente tema que suscita mayor inquietud es el de la sobreoferta de plazas residenciales en las grandes ciudades, sin embargo aspectos aparentemente asociados a este hecho como la creciente diferenciación entre residencias para mayores, la desviación de clientes hacia otros recursos o la mayor exigencia de servicios por parte de los residentes son cuestiones poco preocupantes para los encuestados. A nuestro entender si se considera que la oferta es cada día mayor, hay que buscar la diferenciación e incrementar la calidad percibida y por lo tanto estos aspectos deberían formar parte del paquete de cuestiones a valorar a la hora de discriminar que aspectos de la gestión merecen mayor atención.

Para acotar el punto anterior solicitamos mediante una pregunta abierta que se propusiesen soluciones a los temas más candentes anteriormente citados. Las propuestas, aunque escasas, fueron coincidentes. Más que planteamientos en general se redactaron como requerimientos: mayor coordinación entre la oferta pública y privada reclamando que la Administración Pública responda ante la realidad actual y reacción frente a la problemática laboral, nuevos sistemas de incentivos y mejor formación del personal.

Para finalizar preguntamos sobre si las residencias pequeñas se encuentran inmersas en un momento de crisis y en vías de desaparición. El resultado de la encuesta demostró cómo la opinión está absolutamente dividida. Coinciden en porcentajes quiénes creen que las residencias de menos de treinta plazas tienen futuro basándose en su diferenciación y en la existencia de una demanda latente y quiénes creen que no tienen perspectivas ante el paulatino incremento de las exigencias normativas.

A modo de síntesis, y en función de las opiniones contrastadas a través de esta encuesta podríamos concluir que:

- El sector de las residencias de mayores se encuentra inmerso en un momento de cambios producto por una parte de variables socio-económicas externas al mismo y por otra de su lógica evolución y maduración.
- El desarrollo del sector pasa por una mayor colaboración entre las iniciativas públicas y privadas para poder acceder a un mayor volumen de población mayor
- El personal es la variable crítica en la gestión de un centro tanto por la dificultad de encontrarlo como de motivarlo y formarlo
- Las residencias pequeñas todavía poseen posibilidades de encontrar un hueco para subsistir en la nueva configuración del sector.