04/10/2004

22% DE LOS MAYORES VIVEN SOLOS

ESTUDIO SOBRE LOS MAYORES

Coincidiendo con la celebración del día internacional del Mayor diversos medios de comunicación han publicado referencias a un estudio elaborado por el Imserso (encuesta de condición de vida de los mayores) referente a cómo viven las personas mayores.

Apuntamos algunos de los elementos del estudio:

Casi uno de cada cuatro mayores (un 22%) viven solos. Es importante destacar que el 65% de las viviendas de los mayores no tiene calefacción, y el 18% de estos hogares carece de ascensor, con el problema que esto puede suponer para abordar un problema de dependencia.

Los sentimientos de soledad de los mayores son más altos en aquellos que viven solos (se sienten solos a menudo casi el 30%) que en los que viven acompañados (no llega al 10%).

Los datos sobre el estado civil que proporciona la encuesta dicen que predominan los hombres casados, el 78%, frente a las mujeres que son el 46%. Entre las mujeres, más de la mitad son viudas (el 44%) y solteras (el 9%).

Los mayores mantienen el contacto con familiares o amigos de forma cotidiana y valoran la amistad. El 60% de ellos cuida habitualmente a sus nietos, y el 40% de los encuestados manifiesta haber hecho nuevos amigos en esta etapa. También hay más personas que realizan actividades nuevas como pertenecer a un club, asociación, voluntariado, clases para su formación, etc. Uno de cada cuatro (un 24%) dispone de teléfono móvil.

Este segundo estudio refleja que un 15% de los hogares españoles cuida a personas dependientes. De ellos, el 9,1% son hogares que cuidan a niños, el 5% a personas mayores y el 0,6% a personas con discapacidad menores de 60 años.

El 83,6% de los cuidadores de mayores son mujeres, de las cuales el 69,5% son hijas.

La media de edad del cuidador se ha incrementado un año en los diez últimos años (52 años frente 52,9 en 2004). En la actualidad, del total de mujeres cuidadoras es preciso considerar que el 47% de las mismas son únicas cuidadoras del mayor.

En cuanto al nivel de estudios y la actividad de los cuidadores, el 43% tiene estudios primarios y el 77,3 % no está ocupado. De 1994 a 2004, han aumentado en 4 puntos los cuidadores que trabajan fuera de casa, pasando de un 21,9 a un 26%. También han aumentado las personas jubiladas que cuidan a dependientes.

En cuanto al perfil de las personas mayores cuidadas, el 69% son mujeres y el 31% varones, y son personas con una media de edad de 79,8 años.

En los últimos diez años, ha crecido ligeramente el número de personas mayores dependientes que viven solas, que son ahora el 15,4%. Sin embargo, cuidador y persona mayor atendida viven juntos en el 70% de los casos.

El cuidado de una persona dependiente incide en el desarrollo de la vida normal del cuidador, sobre todo en sus aspectos profesionales, ocio y tiempo libre y salud.

El 61,1% de los cuidadores declara que cuidar al dependiente ha tenido aspectos negativos, tanto profesionales como económicos (no puede plantearse trabajar fuera de casa un 26%, y un 11,7% ha tenido que dejar de trabajar). En cuanto al ocio y tiempo libre, un 38% manifiesta no haber podido ir de vacaciones.

Un 32,7% de los cuidadores declaran estar cansados; y un 27,5% aseguran sufrir un deterioro en su salud.

Las familias reclaman una mayor colaboración a los servicios sociales. Lo que piden a la Administración, fundamentalmente, es el servicio de ayuda a domicilio, frente al apoyo económico que demandaban en 1994.

Más información en diferentes medios:

Europa Sur

Diario de Noticias

Diario de Córdoba

Discapnet