04/04/2007

ALGO SABIDO: LOS ESPAÑOLES LOS ABUELOS MÁS CUIDANIETOS



Los abuelos españoles superan la media europea a la hora de cuidar a los nietos. Mientras que en la Unión Europea se cifra en 50% los que se ocupan, en España son un 60%. Así un estudio cifra en nueve millones de personas las que participan en esta actividad familiar. Llama la atención observar como la mayoría de las abuelas- porque en su mayoría son mujeres- se sienten satisfechas y felices de llevar a cabo esta actividad que les mantiene activas y favorece la prevención de situaciones de dependencia.

 

Según un trabajo del grupo de Investigación sobre Gerontología de la Universidad de Barcelona (GIG-UB), las abuelas "cuidanietos" lejos de padecer el conocido como "sindrome abuela-esclava" asumen su rol con naturalidad y están encantadas de hacerlo, a la vez que tratan de desmentir cualquier imagen de sobrecarga doméstica y de agotamiento físico y emocional. El estudio consistió en analizar a fondo 20 abuelas que dedicaban más de 12 horas semanales al cuidado de sus nietos. Según la Catedrática de Psicología Evolutiva, Carmen Triadó, los motivos de satisfacción de las abuelas eran diversos, desde el afecto hacia sus nietos hasta la posibilidad de sentirse "activas", pasando por tener compañía en el caso de quedar viudas. Dos tercios asumierosn su rol como cuidador debido al trabajo de sus hijas, pero lo hicieron como algo natural, unas veces por responsabilidad hacia sus hijos y otras porque la alternativa sería demasiado cara en el plano personal y económico.

En su condición de "cuidanietos", las abuelas, con creciente apoyo de los abuelos, son un cimiento clave para la incorporación femenina al mercado. Mayte Sancho, presidenta del Observatorio de Mayores del IMSERSO, expuso recientemente que el 44% de ese cuidado (casi un 10% del total) se lleva a cabo todos los días, y que el 30% varias veces a la semana, lo que significa que la sexta parte de los abuelos y abuelas podrían "colgarse merecidamente la etiqueta profesional de personas cuidadoras de sus nietos".

A esta generación de mayores, los estadistas le denominan "generación sandwich" porque en muchos casos han de ejercer por una parte de "cuidanietos" y por otra parte de cuidadores no profesionales de sus propios ascendentes ( una abuela de sesenta años puede tener perfectamente una madre de 85 años de la que se tiene que hacer cargo). Por una parte estas tareas le ayudan a manterse activos, ahora bien, son muchos los que ya están lanzando la señal de alerta sobre la futura resentida salud de quienes actúan bajo ambos roles puesto que, al llegar a la edad de jubilación, en lugar de descansar realizan un sobreesfuerzo físico que les puede pasar factura....