06/05/2014

ALGUNOS DATOS SOBRE RESIDENCIAS EN SUIZA

En el octavo viaje geroasistencial de Inforesidencias.com, organizado este año por parte de Tioman & Partners, han empezado las visitas a las primeras residencias y, como pasa en todos los viajes que se han organizado a diferentes países (Suecia, Francia, Alemania y Holanda), resulta curioso comparar políticas sociales y modelos de atención aunque difícil que éstos sean importables.

 

En este viaje hemos empezado en Zurich visitando un complejo público que se llama Pflegenzentrum Mattenhoff en el que prestan, además de servicio de residencia, en diferentes modalidades un servicio de asesoramiento gerontológico y atención domiciliaria.

 

Para empezar con algo de estadística vemos que, para atender a un total de 1.600 personas en diferentes establecimientos dependientes del municipio de Zurich cuentan con 2.000 empleados, no todos a jornada completa más 200 estudiantes en prácticas.  La ratio de personal, reduciendo a jornadas completas es de 1,2 empleados por cada residente.  El equipo de profesionales está formado  en un 30% por universitarios, el 40% por personal con estudios de FP de nivel superior y el 30% restante por personal con un FP de un año.  El 60% del personal es de atención directa y el 40% de indirecta.  La rotación anual del personal es del 10%.

 

  1. Los residentes son en un 75% mujeres y la media de edad es de 83 años.Una sala de estar en Altempflege Matternof

 

Como en todos los viajes, la cosa sube de temperatura cuando nos explican lo que cuesta la atención y lo que cobran los profesionales:

 

Vayamos por partes:

 

 

La atención hotelera depende del tipo de habitación (son más mini apartamentos que habitaciones) y oscila entre los 180 y los 220 Francos Suizos al día (lo convierto todo en Euros a partir de aquí para que sea más fácil), o sea, entre 145 y 180 Euros al día.

 

La atención asistencial depende de una escala en la que hay doce niveles por lo que una persona puede costar entre 7,50 y 89 Euros al día.

 

Pongamos a alguien que elija con una habitación mediana tiene una atención media alta.  Esa persona tendría un precio mensual de unos 6.500 Euros al mes.

 

En principio la atención hotelera se la tiene que pagar cada uno, aunque existen ayudas para quien no pueda.  La atención asistencial cuenta con copago aunque con un pago relevante por parte de la administración.  Las explicaciones sobre cómo se reparte el precio no han sido demasiado claras.

 

Las reacciones de los 22 asistentes al viaje (principalmente gerentes, directivos y profesionales de centros residenciales de diferentes comunidades autónomas) ha sido de sorpresa.

Un cuadrito para recibir a una nueva residente en Mattenhorf

Cuando hemos pasado a hablar de lo que ganan en Suiza los profesionales la cosa ha empezado a cuadrar algo más.

 

El salario más bajo de una residencia, el que correspondería a una gerocultora es de de 3.750 Euros al mes brutos.  El de una enfermera, de 6.250 Euros al mes brutos, en ambos casos, multiplicados por doce pagas al año.

 

O sea, que el precio de la estancia de una persona con un nivel medio alto de dependencia coincide aproximadamente con el que cobra una enfermera.

 

En principio los asistentes consideran que son cifras muy elevadas, pero cuando vamos viendo los precios en el día a día vemos que todo está "sobredimensionado”.  Por ejemplo, en un sitio de comidas sencillo, un plato de pasta y una bebida: 18 Euros.

 

Cuando hablan de qué retos afrontan, las cosas empiezan a parecerse bastante a España.  Ellos hablan afrontar los siguientes:

 

  1. Envejecimiento de la población

 

Cada vez hay más personas mayores y cada vez los mayores son más mayores.

 

  1. Necesidad de personal para atender a mayores

 

Contando las personas que trabajan cuidando a mayores que se van a jubilar en los próximos años y a los que se necesitarán añadir a la fuerza de trabajo por el envejecimiento de la población, se calcula que de aquí a 2030 sólo en la zona de Zurich tendrán que crear  17.000 puestos de trabajo con personas que, ahora mismo no saben de dónde saldrán.

 

  1. El aspecto financiero

 

Dándo un regalo al equipo directivo de MattenhofEn los últimos tiempos los hospitales están derivando cada vez a pacientes en situación más compleja a las residencias.  Eso hace que la atención que en éstas se presta se encarezca pero no se está aumentando lo que se dedica a esa atención.  A esto se suma el aumento de tensiones entre el cantón y las comunas (dos niveles de administración) sobre quién debe asumir el coste de la atención a mayores.

 

  1. Discusión sobre cómo debe atenderse a las personas

 

Hay una discusión sobre cómo debe ser el modelo de atención y un acuerdo en que los aspectos éticos deben primar a la hora de determinarlo.  En ese modelo la persona debe poder elegir el máximo y se debe poner un peso muy importante en la fidelización de la plantilla potenciando la formación, la participación y su calidad de vida.

 

Nos han explicado como algunas residencias potencian que los empleados vayan a trabajar en bicicleta para potenciar la salud y su bienestar. También nos comentan el incremento de la participación de todos los profesionales en explicaciones en grupo de los casos e incluso en sesiones de yoga.

 

Resulta sorprendente como los retos que nos dicen afrontar se parecen tanto a los que diríamos aquí.

 

A ver cómo los afrontan ellos y cómo nosotros.

 

Una parte del grupo de visita a la residencia