18/08/2015

Asistir a la iglesia podría mejorar la salud mental de las personas mayores

Curiosidad: asistir a la iglesia ayuda a tener buena salud mental entre los mayores europeos

Según un reciente estudio, para algunas personas mayores participar en actividades de la parroquia, la sinagoga o la mezquita es más beneficioso que la política, realizar trabajos sociales, estudiar o el deporte.A esa conclusión a la que han llegado los investigadores del Eramus Ancianos en misaMC y de la Escuela de Economía y Ciencia Política de Londres, después de un seguimiento de cuatro años a 9 000 europeos mayores de 50 años. Sabemos que salir a pasear, hacer ejercicio de forma moderada y tener la mente ocupada con trabajos sociales o ampliando estudio ayudan a mantener la mente activa y sana, sin embargo este estudio indica que participar en las actividades de la Iglesia puede ser incluso mucho mejor para la salud mental de los ancianos que todas estas recomendaciones.

La religiosidad de los ancianos 

El epidemiólogo Mauricio Avendaño, coordinador del estudio, explica que la única actividad asociada a una felicidad sostenida está relacionada con la asistencia regular a la iglesia, a la sinagoga o la mezquita. «La iglesia parece desempeñar un papel social muy importante para mantener a raya la depresión y también como un mecanismo de supervivencia durante los períodos de la enfermedad en la edad adulta» y añade que «no está claro para nosotros cuándo esto es debido a la misma religión en sí, o si puede ser motivado por el sentido de pertenencia y de no ser socialmente aislados». El estudio ha analizado la pertenencia a organizaciones políticas y de la comunidad y concluye que proporcionan beneficios a corto plazo en términos de salud mental y parece que en ocasiones pueden dar lugar a un aumento de los síntomas depresivos a largo plazo. 

En este sentido comenta de Dr. Avendaño: «Los participantes reciben un mayor sentido de la recompensa cuando por primera vez se unen a una organización, pero si se trata de un gran esfuerzo y no reciben nada a cambio, los beneficios pueden desaparecer después de un tiempo». Resulta curioso que el estudio no encuentre beneficio para la salud mental (sí la física) de los mayores a corto plazo en la práctica de algún deporte o la participación en otras actividades sociales, incluidas estudiar. El estudio refleja también que los países del sur de Europa, como Italia y España, tienen las tasas más altas de depresión en personas mayores que los países escandinavos, Suecia y Dinamarca, o los de oeste del continente, Bélgica, Francia, Alemania, Suiza y Holanda y eso puede deberse a que el clima es menos determinante de lo que otros factores como el bienestar económico o las relaciones sociales.

Servicios religiosos en residencias de ancianos 

Para muchas personas mayores que están en residencias de la tercera edad asistir a los servicios religiosos o participar en actividades parroquiales es una forma de socialización y de participar el la comunidad.

 Para saber más sobre el tema, enlace sobre el estudio, documentación