05/05/2004

ATENCIÓN DOMICILIARIA. OBJETIVO PRIORITARIO DE LAS CCAA

LA ATENCIÓN DOMICILIARIA, OBJETIVO PRIORITARIO PARA LOS GOBIERNOS AUTONÓMICOS

 

Prácticamente la totalidad de fuerzas políticas hicieron públicas en las pasadas campañas electorales municipales, autonómicas e incluso la nacional su intención de promover una mayor presencia de la atención a domicilio. Este recurso, en muchos casos acompañado de teleasistencia, posibilita que la persona mayor pueda prolongar su permanencia en el hogar. De este modo, evita, también, tener que recurrir a otro tipo de recursos de mayor carga económica para la Administración Pública ( residencias geriátricas y en el peor de los casos hospitales) , y a la vez, es la opción más valorado por la persona mayor.

El ejemplo más reciente lo tenemos en la Rioja, según ha informado el pasado 30 de Abril el gobierno riojano, se prevé ampliar la ayuda a domicilio a más de 3000 personas en el 2006, La intención del gobierno regional es la de alcanzar las cinco horas de atención persona/ semana, sin dejar de aspirar a que se puedan llegar a ofrecer hasta seis. El objetivo final es el de alcanzar en el 2007 la cifra de 3.764 usuarios de estos servicios, lo que supondría un ratio de cobertura del 4%. Esta meta estaría próxima al 5% que solicita el Defensor del Pueblo. Cabe señalar, que estos planes de expansión están dirigidos mayormente en los municipios pequeños de la comunidad en los que el envejecimiento de la población es más preocupantes.

Otra comunidad que también ha sido noticia durante este mes de Abril ha sido Asturias. En esta comunidad el Sespa ( Servicio de salud del Principado de Asturias) ha establecido como objetivo prioritario el incrementar de forma notable la atención domiciliaria. El programa asturiano quiere centrarse en tres perfiles de usuario muy concretos: ancianos mayores de 75 años, enfermos terminales y personas inmovilizadas. La iniciativa domiciliaria en este caso surge desde el departamento de Sanidad e implica directamente a los centros de atención Primaria. En palabras de José Manuel Fernández de la Vega, subdirector de los servicios de atención primaria del Sespa " Estamos ante un objetivo prioritario para el sistema". Según se ha manifestado, la idea es la de ir repartiendo la jornada de los profesionales sanitarios, básicamente personal de enfermería, entre el centro de salud y los domicilios en un proporción de 4 horas a 2 respectivamente. Si el sistema funciona como se prevé, la práctica totalidad de los enfermos terminales podrían ser atendidos en su casa.

Los beneficiarios de los servicios a domicilio no sólo son los pacientes, sino también sus cuidadores "informales" que conviven con la persona mayor. Según un estudio realizado por el Consejo Asesor científico del Colegio de Médicos de Valencia, el perfil de los cuidadores es el de una mujer, ama de casa, edad comprendida entre 50 y 60 años, esposa o hija del enfermo y con gran dedicación a su cuidado. Estas personas padecen con frecuencia lo que se conoce como el "síndrome de sobrecarga del cuidador". Este síndrome lleva acarreado un problema sanitario y social de primera magnitud ligado al envejecimiento de la población. Las manifestaciones más comunes son problemas físicos y psicológicos. Así pues, será trabajo de los profesionales que acudan a prestar los servicios en el domicilio centrarse en dos aspectos: por una parte el apoyo emocional al cuidador informal, y por otro ofrecer información práctica sobre cómo cuidar al paciente.

Más Información en:


Diario Médico

La Rioja.com

Lne.es