10/09/2015

Balance de final de verano: la soledad de las personas mayores

El verano y la soledad de las personas mayores 

 
 Con las vacaciones acabadas, es un buen momento para hacer balance de algunas situaciones que año tras año se repiten
 
Soledad y personas mayoresUna de ellas es la soledad de muchos ancianos durante la época de verano.  
 
Muchas personas mayores que viven solas, pero que reciben la visita de sus familiares o que ellos mismo van a verles, no son incluidos en los viajes familiares, bien porque no se considera por problemas de salud, bien porque la persona mayor no quiere, pues con la edad cuesta seguir el ritmo de los demás, o por cualquier circunstancia que suceda. A quienes viven con sus familias, puede ocurrirles algo similar, que no puedan o deseen trasladarse con el resto de familia, y se quedan solos durante una buena parte del verano.  
 

La teleasistencia es una herramienta util para paliar la soledad en verano

 
Estas vacaciones, como en anteriores años, los servicios de teleasistencia han sido extremadamente útiles para estas personas, no solo por su seguridad en caso de emergencia, sino incluso como compañía para hablar con alguien. La teleasistencia da tranquilidad a la persona mayor y a su familia.  
 
Las llamadas más frecuentes son por que las personas mayores atraviesen momentos de soledad o angustia, sufran una crisis de ansiedad o, en el plano físico, hayan sufrido una caída. También desde los centros de teleasistencia se realizan llamadas de seguimiento cuando la familia o la propia persona mayor ha avisado de que se ha quedado sola.  
 
Las personas mayores pueden solicitar los colgantes de unidad de control remoto en los servicios sociales o centros de salud, imprescindible cuando tienen algún tipo de dependencia o precisan un control por enfermedades crónicas.  
 
Así como en verano se incrementa la solicitud de este servicio, otra solución es la estancia temporal en residencias de tercera edad. Es una buena solución para personas que deben controlar de forma estrecha su salud, o que desean estar una temporada en un sitio atendidos, pues sus familiares no están para ayudarles en ciertas tareas cotidianas.   
 
El verano pasa, pero no está de más tener en cuenta estas soluciones. Salidas de fin de semana, puentes, vacaciones que no coinciden con el verano… siempre hay circunstancias que pueden precisar que se tenga que buscar una solución temporal para la persona mayor esté acompañada o que sienta la seguridad de que puede pedir ayuda si lo necesita. Para eso, podemos solicitar la teleasistencia o informarnos de las estancias temporales en residencias de la tercera edad
 
 Enlaces relacionados:
 
Servicios de teleaistencia en Madrid
Servicios de Teleasistencia en Barcelona
Programa de estancias temporales en la Comunidad de Madrid
 
Fuente de la imagen