06/07/2015

Compartir vivienda, la opción del cohousing empieza a cuajar en España

El cohousing, covivienda o el compartir casa de siempre por parte de las personas mayores es, aunque poco extendida, una realidad en España. La Unión Democrática de Pensionistas (UDP) ha elaborado un informe que concluye que dos de cada tres mayoresconocen el sistema y que cuatro de cada diez piensan que sería una alternativa deseable.

 

El cohousing es un tipo de vivienda que se sitúa en urbanizaciones o comunidades independientes y adaptadas, donde se comparten desde servicios médicos a limpieza, con el consiguiente ahorro de costes. Las personas mayorescomparten espacios con gente de otras edades y se alojan personas solas o en pareja. Lo habitual es que cada comunidad esté compuesta por grupos de amigos o conocidos que llegan a acuerdos relacionados con los servicios y mantenimiento de los edificios. Es una alternativa sostenible y que es atractiva para los mayores por que proporciona compañía, vida independiente, servicios y una reducción de gastos.

 

Vivivenda compartida en Viena para ancianosEl informe citado señala que el modelo es atractivo, sobre todo si es en la localidad propia de la persona y si hay derechos de uso. También señala que es la segunda opción para vivir después del domicilio propio, por delante de la residencia, que sería la última.

 

Existen pocas experiencias de cohousing en España con personas mayores. Destaca Dinamarca, donde hay 250 coviviendas para este grupo de población, frente a las cinco de España, según datos de UDP. Su presidente, Luis Martín Pindado, estima que para impulsar este modelo «debería articularse una política de cesión de suelos y de ayudas financieras para el desarrollo de estas iniciativas».

En varios viajes geroasistenciales organizados por Inforesidencias.com se han visitado modelos de vivienda compartida en diferentes lugares de Europa.  En Viena, por ejemplo visitamos Am Mühlgrund (Mühlgrundgasse 3 1220 Wien, Austria), una construcción futurista  con 54 viviendas de entre 66 y 126 m2 que se alquilan por entre 419 y 1802 Euros al mes con un depósito previo de entre 4.300 y 55.000 Euros.  También en Estocolmo visitamos un modelo de viviendas compartidas para personas mayores gays.

En Torremocha del Jarama, Madrid, destaca la experiencia de Trabensol, una cooperativa que desde 2013 ha dotado de un hogar a un grupo de mayores con 54 apartamentos. Las viviendas son bioclimáticas, para respetar el medio ambiente, y cada persona aporta una cuota de mantenimiento y servicios comunes. La comunidad tiene una intensa vida social con charlas, encuentros, clases de gimnasia… Es una apuesta por una vida independiente, apoyada por el resto de compañeros de cooperativa. Como dicen enTrabensol «una independencia en compañía», señalan desde Trabensol.

 

El cohousing es una interesante alternativa que cada vez atrae más a las personas mayores, pues permite vivir en compañía elegida y reducir gastos. Pero para que esta opción se extienda deben articularse ayudas desde las administraciones que apoyen este tipo de proyectos.