13/09/2016

Curiosa noticia para reflexionar acerca de la ubicación de presos de la tercera edad

Tacumbú es una peligrosa y conflictiva prisión sita en el barrio homónimo que pertenece a la ciudad de Asunción, capital de Paraguay.

Hemos leído una noticia en la que se refiere que existían unas treinta celdas vips, que eran ocupadas por presos que disfrutaban del privilegio de estar ellas sin que, de acuerdo con las normas penitenciarias, tuvieran derecho a ello, que van a ser ocupadas por internos de la tercera edad.

Celda VIP en ParaguayLa información proviene del Dirección de Política Criminal del Ministerio de Justicia, que habilitó una comisión para seleccionar a los ancianos que accederían a esas celdas de privilegio en la que participaron representantes del penal de Tacumbú, del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura y de las iglesias Hermanos Menonitas, Cuerpo de Cristo y Católica.

Con el cambio, 30 personas mayores accederán no solo a una zona reacondicionada y más digna, sino también a actividades recreativas, físicas y de educación.

La reflexión a la que invitamos a nuestros lectores es a cómo debe afrontarse la situación de ancianos presos y de si deben tener privilegios más allá del resto de reclusos, habida cuenta de que están cumpliendo con la justicia.

Desde luego, no se debe considerar un privilegio que cuenten con los elementos de accesibilidad y atención sociosanitaria que necesiten, que una persona con problemas de movilidad cuente con rampa no es un privilegio es un derecho, y lo mismo ocurre con el acceso a actividades, programas de reinserción, talleres específicos, ayudas mecánicas...

También es interesante plantearse qué ocurre con personas ancianas en cárceles que presentan problemas de deterioro cognitivo, por lo que la responsabilidad sobre los hechos presentes y la conciencia sobre los pasados, amén de los trastornos de conducta que a menudo se presentan, puede llevar a replanteamientos y considerar que la cárcel no es el sitio más adecuado para ellas.

Sin duda, noticias como la expuesta son una buena oportunidad para reflexionar sobre cómo es el trato a las personas reclusas de la tercera edad en nuestro país, sus condiciones de vida y las perspectivas que tienen cuando acaba su periodo de internamiento, sus posibilidades de vivir solas, de ir a una residencia geriátrica, de que la acojan familiares, etc.

Para quienes estén interesados en este asunto, puede ser útil consultar la página de Instituciones Penitenciarias del Ministerio del Interior http://www.institucionpenitenciaria.es/web/portal/index.html

 Más sobre cárceles y mayores