11/11/2004

EDAD&VIDA reclama la pronta regulación del seguro de dependencia

Celebración del XI Encuentro de empresarios y Directivos del Sector de Tecnología Sanitaria, organizado por el IESE

La población dependiente representa el 23,5% de los mayores de 65 años, según un estudio de Edad&Vida

Los recursos públicos destinados a provisión de cuidados de larga duración en los próximos 30 años deberán aumentar del orden del 8 al 10% anual

Higinio Raventós, presidente de Asociación Edad&Vida, ha pedido la urgente regulación de la dependencia y de su financiación. La cobertura, según Raventós, deberá ser universal y pública en todas las situaciones de gran dependencia, mientras que para el resto de niveles de dependencia deberían combinarse instrumentos públicos y privados. Estas declaraciones las ha realizado durante su participación en el XI Encuentro de Empresarios y Directivos del Sector de Tecnología Sanitaria, que se ha tenido lugar esta mañana en la sede del IESE de Barcelona.

Actualmente se calcula que la población dependiente representa alrededor del 23,5% de los mayores de 65 años, es decir 1,6 millones de personas, y está previsto que crezca alrededor del 20% en los próximos 20 años" según un estudio realizado por Edad&Vida en colaboración con la Universidad Autónoma de Barcelona. Asimismo se estima que hay un período de tiempo en la vida, aproximadamente del 10%, en el que se padece algún grado de discapacidad.

El sistema sanitario español es muy sensible al envejecimiento de la población ya que tiene una marcada orientación curativa que lo hace muy dependiente de las estructuras sanitarias. Esto implica un incremento de los servicios de atención a los mayores, así como del gasto medio por individuo. Debido a ello, según Higinio Raventós, los recursos públicos destinados a provisión de cuidados de larga duración en los próximos 30 años deberán aumentar del orden del 8 al 10% anual.

En este sentido el presidente de Edad &Vida ha propuesto la creación de nuevas formas de financiación pública para las situaciones de dependencia, las cuales deberían llevarse a cabo bajo el modelo de atención sociosanitaria, lo que implicaría una mejor atención para la persona mayor y a unos costes inferiores.

En base a esta situación Higinio Raventós ha señalado que los mayores requieren nuevos productos y servicios que permitan que el riesgo de dependencia de los mismos pueda ser asumible por todos los ciudadanos y sobre todo su prevención.


Seguro privado de dependencia

Muchos de los cuidados que necesita la población mayor son el resultado de situaciones de dependencia. Entre ellas encontramos los propiamente físicos como el cuidado personal, doméstico, mantenimiento del hogar, y los psicológicos como el soporte social y emocional, así como los resultantes de la pluripatología entre los que se encuentran los cuidados de enfermería, rehabilitación y el mantenimiento del estado cognitivo.

El coste que supone afrontar este tipo de situaciones se convierte en un grave problema ya que muchos de los afectados y sus familias, no tienen medios económicos suficientes para pagar este tipo de cuidados ya que no existen ayudas públicas que los cubran. Ante esta situación, Edad&Vida propone nuevas formas de financiación como el Seguro de Dependencia, que se realizaría en colaboración entre el sector público y el privado.

Este seguro, según Higinio Raventós debería tener las siguientes características:

  • Universalidad, que ofrezca una determinada cobertura del riesgo de dependencia a todos los ciudadanos.
  • Eficacia, que proporcione solución al problema presente y a su dimensión futura; Equitativo, que garantice igual acceso a los servicios ante igual necesidad.
  • Eficiente, que contribuya a obtener el mayor valor de los recursos empleados, tanto públicos como privados.
  • Sostenible económicamente, que aporte soluciones de financiación sostenibles en el presente y en el futuro, en base a las proyecciones de necesidades.


Según la propuesta de Edad&Vida la financiación por parte del Estado deberá de ser mayor, en función del mayor nivel de dependencia o la mayor debilidad económica. Para el resto de los casos se combinaran distintos instrumentos públicos y privados, como subsidios económicos y fiscales inversamente proporcionales a la renta, o bien incentivos fiscales en la contratación de seguros.
Como resultado de ello, el acceso deberá tener ser totalmente gratuito por debajo de ciertos niveles económicos, y por otra parte deberán existir subvenciones que ayuden a pagar costes de utilización de recursos privados para situaciones intermedias de renta. En los casos en que el nivel de renta sea superior no existirá ningún tipo de ayuda.
Edad&Vida es una entidad sin ánimo de lucro, dedicada a promover el debate e impulsar iniciativas para la mejora del ámbito económico y social de la gente mayor. Está formada por empresas procedentes de diferentes sectores de la economía, así como por universidades y asociaciones relacionadas con las personas mayores.