05/04/2016

El alzhéimer y su relación con las enfermedades de las encías

Solemos recoger en Inforesidencias noticias de investigaciones que muestran lo interrelacionadas que están con la enfermedad de Alzheimer diversas enfermedades, situaciones vitales o hábitos relacionados con la salud.

En esta ocasión nos vamos a referir a un estudio publicado en PLoS ONE, una revista científica en línea de acceso libre, perteneciente a Public Library Sciene (PLOS), con sede en San Francisco, que trata principalmente sobre investigación básica en cualquier materia relacionada con la ciencia y la medicina.

El estudio está realizado por el Kings College de Londres y la Universidad e Southampon y sugiere que la presencia enfermedades de las encías, como la periodontitis, acelera el deterioro cognitivo en personas con alzhéimer.

EL estudio señala, en primer lugar, que el alzhéimer aumenta su prevalencia con la edad y que tiene como característica la inflamación del sistema nervioso central a causa. En segundo lugar, la periodontitis, es decir, la inflamación de las encías, responsable en gran medida de la pérdida de piezas dentales por parte de las personas mayores, tiene una alta prevalencia que aumenta con la edad (un 40 % de los mayores de 65 años españoles la padecen). Las bacterias que producen la periodontitis pueden pasar a través de la sangre al resto del cuerpo, y producir una inflamación de baja intensidad, pero generalizada.

Encias y ancianos alzheimerLa inflamación es común a ambas enfermedades, alzhéimer y periodontitis. Según el estudio publicado, se evaluó en estado general de 59 pacientes en Southampon, a los que se evaluó la situación cognitiva, se les tomó muestras de sangre para analizar la presencia de citoquinas y de anticuerpos frente a bacterias asociadas a la periodontitis, y se les hizo un examen completo de la salud de las encías.

En este contexto, el estudio publicado en PLoS ONE sugiere que la presencia deperiodontitis aceleraba el deterioro cognitivo en personas con enfermedad de Alzheimer (en fases iniciales). El estudio se realizó con 59 pacientes no fumadores en Southampton (Reino Unido), a los que se evaluó la situación cognitiva mediantes dos escalas diferentes, se tomaron muestras de sangre para analizar la presencia de citoquinas y de anticuerpos frente a bacterias asociadas a la periodontitis, y se hizo un examen completo de la salud de las encías. Todos estos exámenes se repitieron a los 6 meses, aunque en ese momento ya solo se evaluaron 52 pacientes.

El resultado más importante del seguimiento que se hizo durante 6 meses fue que en los pacientes que tenían periodontitis (20 de los 52 que terminaron el estudio), el deterioro cognitivo aumentó en 6,1 puntos (escala ADAS-COG), mientras que en los 32 sin periodontitis el cambio fue de tan solo 0,9 puntos. Esto significa 4,9 veces mayor velocidad de deterioro, tras ajustar para edad, sexo y niveles iniciales de deterioro.

El profesor Clive Holmes, autor principal del estudio, cree que estos resultados son muy interesantes, si bien la muestra de población es pequeña ydeben hacerse más estudios que amplíen la base de datos. Sin embargo, es importante reseñar que, si realmente existe una relación directa entre periodontitis y el deterioro cognitivo, «el tratamiento de la enfermedad de las encías podría ser una posible opción de tratamiento para de alzhéimer».

Para las personas mayores es muy interesante este estudio y estar vigilantes en cuanto a la salud bucodental. En las residencias geriátricas y en los centros de día, el cuidado de la dentadura puede ser una pequeña ayuda que no solo mejore el bienestar en general de las personas, (una boca enferma repercute la salud de todo en cuerpo), sino que además, en las primeras fases del desarrollo del alzhéimer puede resultar un apoyo para ralentizar su avance.