12/11/2019  (‎1 opiniones)

El día 5 de noviembre se celebró el Día Nacional de las Personas Cuidadoras

¿Quieres valorar esta noticia?

Selecciona las estrellas:
 

 

 

Desde 2014, el 5 de noviembre se celebra en España el Día Nacional de las Personas Cuidadoras por iniciativa de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología. Su objetivo es reconocer y la labor de todas las personas cuidadoras, profesionales que trabajan en residencias geriátricas, centros o domicilios o no profesionales, de las personas mayores o dependientes.

cuidando a ancianosLa SEGG señala que la Alianza Internacional de Organizaciones de Cuidadores (IACO) ha publicado el informe Cuidadores en España, que identifica varias áreas de actuación para mejorar significativamente la situación de los cuidadores, entre las que destacan: el reconocimiento legal por parte del Estado, apoyo financiero legalmente regulado y el acceso a cursos de formación y atención apropiados.

Según la SEGG, en España 2,3 millones de personas dependientes que necesitan un cuidador. Esta información se completa con que según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) el 85 % de los cuidados, formales o no, recaen en la mujer, con el perfil predominante de familiar de la persona dependiente y con una edad entre los 40 y los 64 años. Aunque se está avanzando en el reparto del cuidado de los hijos, en el de los mayores todavía se está muy lejos de que las tareas sean equitativas entre los dos sexos, lo que provoca consecuencias personales y sociales de gran impacto.  

Así, uno de cada diez españoles presta cuidados al menos una vez a la semana a personas mayores o con problemas crónicos de salud, según la Encuesta Nacional de Salud 2017 del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. En cuanto al tiempo dedicado, cuatro de cada diez españoles destinan más de 20 horas semanales a la atención de esta población. La edad de estos cuidadores: siete de cada diez cuidadores que dedican más de 20 horas al cuidado de otros tienen más de 65 años.

Además, dos de cada diez personas mayores en España refieren dificultades para realizar alguna actividad de cuidado personal como alimentarse, sentarse y levantarse, vestirse o ir al servicio. Y de las personas que presentan alguna de estas dificultades, seis de cada diez necesitan más ayuda de la que disponen, según los datos del ministerio.

Para la SEGG, la formación es una de las vías para evitar que sufrimiento asociado al cuidador y facilitar que esta experiencia sea más llevadera para las personas implicadas, pudiendo incluso ser una oportunidad para el desarrollo personal y el crecimiento en la adversidad. Para ello es necesario hacer más visible esta realidad,  incrementar exponencialmente el reconocimiento social y validación de la tarea que realizan las personas que cuidan de un familiar e incrementar la cantidad y calidad de los recursos tanto personales como materiales de ayuda a estas personas, incluyendo a los cuidadores de forma explícita entre los destinatarios de los servicios existentes de atención sociales y sanitarios.