22/06/2007

EXITO DEL VIAJE GEROASISTENCIAL A ESTOCOLMO

PRIMER VIAJE GEROASISTENCIAL A ESTOCOLMO

Entre los días 17 y 23 de junio, quince directivos y responsables del sector geroasitencial participaron en el primer viaje geroasitencial organizado Inforesidencias.com y AMRTE.

El objetivo del viaje era conocer durante una semana los servicios socialesm dirigidos a personas mayores de Suecia.

Para hacerlo visitamos la sede del Swedish Care Institute y de la Asociación de Municipios y Provincias Suecas donde representes de las administraciones y empresas gestoras nos explicaron como Suecia vive un proceso en el que los servicios públicos van pasando a ser prestados por parte de empresas privadas. Supimos que en los últimos años, debido a un cambio de política que fomenta que las personas sigan viviendo en sus domicilos, el número de plazas residenciales ha disminuido a la par que aumentaban las horas de atención domiciliaria y el gasto en adecuación del hogar.

En Suecia viven 9 millones de personas de las que un 18% tienen más de 65 años. De ellas, 900.000 tienen teleasistencia, 98.000 viven en residencias, 140.000 reciben atención domiciliaria, 12.800 utilizan centros de día, y cada año 60.000 ven como la administración les adapta el domicilio para poder permitir que sigan viviendo en él.

La visita a diferentes residencias nos dió una idea de lo diferente que es su modelo. Normalmente las residencias están formadas por habitaciones/apartamentos de unos 40m2 agrupados de diez en diez y compartiendo unos espacios comunes en los que se encuentra integrada una cocina americana. Ese grupo de diez residentes convive con tres auxiliares durante la mañana y dos durante la tarde. Los residentes, si son válidos, pueden tener nevera y cocina en su habitación, si no lo son se les retiran los aparatos pero mantienen el aspecto doméstico de su habitación/apartamento. En el espacio común de cada grupo de habitaciónes es donde hacen vida (incluso cocinan y comen allí mismo). Así las cosas la repercusión de metros cuadrados por residente es de alrededor de unos 70 a 80 (Hemos visto residencias que parecían de 200 residentes y eran de 50). Durante el turno de noche hay una persona presente para varias unidades de diez camas.

El personal de la residencia está formado por enfermeras, auxiliares de enfermería y administración. No hay médicos, psicólogos, trabajadores sociales ni otros profesionales. Según nos explicaron, durante la historia de sus servicios sociales han pasado de una "superprofesionalización" durante los años 60 y 70 del pasado siglo a una "hogarización" por la cual las residencias parecen viviendas normales.

El coste por día de estancia en una residencia oscila entre los 120 y los 160 Euros.

Los ciudadanos tienen que pagar una parte del servicio que se divide entre lo que costaría el alquiler del espacio, el mantenimiento y la asistencia. Si hablamos de residencias, el copago supone goblamente el 4% del coste total para la administración.

Al visitar una empresa pública de atención domiciliaria, Humaniora, nos expicaron que el precio por hora de atención domiciliaria que paga la adminstración a quien presta el servicio (empresas públicas y privadas) es de 28 Euros. Un auxiliar gana unos 1.300€ al mes. El máximo copago en caso de recibir atención domiciliaria es de 150€ al mes. Nos mostraron un sistema electrónico de control de atención y el sistema que utilizan para organizar una atención que se da las 24 horas del día.

Visitamos también un "Jardín de los sentidos", un espacio diseñado para que las personas mayores pasen el mayor tiempo posible en el exterior en un entorno adaptado y adecuado para ellos.

En Septiembre iremos de nuevo a Estocolmo en el segundo viaje geroasitencial ¿Te gustaría venir?