30/09/2016

Japón envejece de manera acelerada

De vez en cuando solemos referirnos a Japón, pues soporta unas tasas de longevidad y envejecimiento de las más altas del mundo y dispone de unos sistemas de atención, de promoción del envejecimiento activo y de innovación en los cuidados que suelen ser ilustrativos y enriquecedores conocer.

La realidad de una sociedad cada vez más envejecida se impone en el país asiático, donde número personas mayores de 65 años de edad se sitúa en la cifra récord de 34,6 millones, un 27,3 por ciento de la población.

anciano japonésPara ver en perspectiva lo rápido que la sociedad nipona envejece, basta con constatar que solo en un año, las personas de la tercera edad aumentaron en 730 000 en el país, un 0,6 por ciento) respecto a 2015 en el país asiático, según los datos anuales proporcionados por el Ministerio del Interior y Comunicaciones y correspondientes al 15 de septiembre.

Por sexos, las japonesas mayores de 65 años alcanzan el 30 por ciento de las mujeres, 19,62 millones, mientras que los japoneses de esa franja de edad son 14,9 millones, un 24,3 por ciento de los hombres.

El Instituto Nacional de Población y Seguridad Social de Japón calcula en el año 2040 que alrededor de un 36 por ciento de sus ciudadanos serán mayores de 65 años. Esto es un reto inaplazable para el país que, a pesar de ser la tercera economía mundial, debe afrontar problemas de sostenibilidad tanto de los servicios sociales y sanitarios, como servicios de geriatría, residencias para mayores, programas de envejecimiento activo… como del sistema de pensiones.

La cultura del trabajo del país puede ser un apoyo, no en vano, en 2015 un total de 7,3 millones de japoneses mayores de 65 años seguían trabajando, lo que supone un incremento continuado desde hace 12 años.

Además, Japón batió además este año su récord de ciudadanos centenarios con 65 692 registrados en el censo, de los que el 87,6 por ciento son mujeres, siendo el segundo país con mayor esperanza de vida del planeta.