08/11/2012

JUGANDO CON LA XBOX EN LA RESIDENCIA

Aunque los videojuegos tradicionalmente han ido destinados a jóvenes y niños, numerosos estudios realizados en los últimos años han demostrado los beneficios potenciales para los mayores, tanto en el ámbito de la prevención como en el de la terapia física o cognitiva. Este hecho, unido a la cada vez mayor popularización de las videoconsolas en todos los segmentos de edad, apunta a que las personas mayores van a ser uno de los principales usuarios de este tipo de ocio, potenciando así al mismo tiempo las relaciones intergeneracionales, al poder usarlas en compañía de sus nietos y nietas.

Mayores juegan con la xbox 360En este contexto, los departamentos de Terapia Ocupacional y de Animación Socio-Cultural de residencias geriátricas como la residencia Amma Valdebernardo (Madrid) han puesto en marcha un nuevo proyecto bajo la denominación de "Nuevas Tecnologías”. Este nuevo taller se viene aplicando desde el pasado mes de octubre, siendo una actividad que está siendo muy bien acogida por los mayores.

La tecnología utilizada en la videoconsola X-Box incorpora sensores de movimiento que reconocen gestos, comandos de voz, objetos e imágenes y que permite a los usuarios controlar e interactuar con la consola sin necesidad de tener contacto físico con un controlador tradicional o mando, lo que permite al jugador emplear su propio esquema físico para jugar, y lograr estimular sus capacidades cognitivas y funcionales a través de un programa de entretenimiento lúdico como son los videojuegos.

Los juegos empleados son "Sports” (juego de bolos y boxeo) y "Fitness” (romper bloques) en donde los residentes demostraron sus habilidades ante esta nueva terapia.

Según los expertos, este tipo de actividad reporta numerosas ventajas a los mayores: mantener la movilidad general tanto en miembros superiores como inferiores; estimular, mantener o mejorar las capacidades cognitivas (atención, memoria visual, relaciones espaciales, coordinación, discriminación derecha-izquierda…); evitar la exclusión social fomentando las relaciones sociales y trabajo en equipo con los demás residentes; aumentar su nivel de motivación y satisfacción con ellos y con el entorno; etc.

Esta nueva terapia, que se ha aplicado ya también en otras residencias del Grupo Amma, está prevista aplicarla de forma continua con todos los residentes y usuarios de Centro de Día que puedan física y cognitivamente, de forma mensual o coincidiendo con aniversarios y fiestas de la residencia.