01/09/2005

LA OCU ANTE LA ENFERMEDAD DE ALZHEIMER

LA OCU ANTE LA ENFERMEDAD DE ALZHEIMER

Recientemente anunciábamos que la OCU (Organzación de Consumidores y Usuarios) había publicado una guía para la vejez. Siguiendo esta línea de servicio, y coincidiendo con el Día Internacional del Alzheimer (21 de Septiembre), esta organización ha puesto en marcha una serie de acciones para ayudar a los cuidadores de las personas que presentan Alzheimer u otras demencias.

Además de editar una Gúia titulada "El Alzheimer y otras demencias. Guía para familiares y cuidadores", la organización ha montado para sus asociados una línea de teléfono para resolver dudas, una dirección de correo electrónico y ha anunciado la puesta en marcha una campaña de denucnia exigiendo la puesta en marcha de políticas que aporten soluciones a muchas de las demandas históricas de las familias, cuidadores y asociaciones de afectados por la enfermedad.


Para la OCU resulta primordial destacar que, según un estudio que llevó a cabo a principios de este año, sólo el 3% de los enfermos de Alzheimer y sus cuidadores se benefician de servicios de ayuda a domicilio; tan sólo el 2%, del servicio de tele asistencia; un 0,5%, de los centros de día; y sólo el 1,5%, de residencias asistidas financiadas. Además, un 85% de los pacientes diagnosticados son atendidos en el domicilio por familiares directos, con la consiguiente carga laboral, social y económica para estos últimos. El estudio íntegro sobre los recursos para enfermos de Alzheimer se publicó en la revista OCU-Salud del mes de abril de 2005.

Casi medio millón de españoles están diagnosticados de Alzheimer, principalmente mayores de 65 años. Se estima que otros 250.000 viven su enfermedad sin saberlo, puesto que aún no han sido diagnosticados. Se trata por lo tanto de un problema sanitario pero también social, puesto que el enfermo de Alzheimer es una persona dependiente y requiere cada vez una mayor atención. Sin embargo, la escasez de recursos públicos señalada en el estudio de la OCU deja en la indefensión a muchísimas familias y obliga a aquéllas que se lo pueden permitir a contratar los servicios privados de empresas de atención socio-sanitaria, con el consiguiente esfuerzo económico.

Para este trabajo, la OCU solicitó información de los recursos disponibles a todas las Comunidades Autónomas. Sin embargo, no todas contestaron, probablemente, por los escasos recursos existentes para los enfermos de Alzheimer

Otro problema igualmente grave, a juicio de la OCU, es la desigualdad de recursos en función del municipio y, especialmente, de la Comunidad Autónoma donde reside el paciente. A este hecho se añade la falta de asistencia especializada: por ejemplo, son escasas las unidades especializadas en el diagnóstico y tratamiento de las demencias y personalizada: por ejemplo, en los centros de día, los programas de estimulación no siempre se adaptan a las necesidades de cada paciente y gran parte de los enfermos, independientemente de su estado, siguen los mismos tratamientos físicos y cognitivos. La OCU considera que la reciente publicación del Libro Blanco sobre la atención a personas en situación de dependencia, debería servir de base para el desarrollo y aprobación inmediata de la Ley Básica de Protección a la Dependencia, que recogería y ampararía la situación de los enfermos de Alzheimer y sus familias.

Finalmente, la OCU solicita, que se hagan mayores esfuerzos para coordinar las asistencias de las Administraciones sanitarias y de los servicios sociales, con el fin de establecer protocolos mínimos comunes que aseguren la atención integral de los enfermos de Alzheimer y sus familias.

Más Información