26/09/2016

La tecnología es una aliado fundamental para afrontar los procesos de envejecimiento al respecto de la prevención

Dentro del apartado de la tecnología, el I Congreso Intersectorial de Envejecimiento y Dependencia ‘Una mirada hacia la evidencia’, que se celebrará en Jaén los días 27 y 28 de octubre, contará con Miguel Ángel Valero, director del Centro Estatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas, que ofrecerá una ponencia sobre ‘Tecnologías en envejecimiento y discapacidad’.

Tecnología en dependenciaLa labor de Valero como director del Ceapat (Imserso) es impulsar, en colaboración con su equipo y con los agentes implicados, actividades de asesoramiento, difusión, desarrollo tecnológico, normalización, innovación e internacionalización que contribuyan a la transferencia a la sociedad, especialmente en la áreas de mayores y discapacidad, de soluciones de promoción de la autonomía personal a través de tecnologías y entornos accesibles, productos y servicios de apoyo en sintonía con el paradigma del diseño para todos.

La tecnología, aliado fundamental

Miguel Ángel Valero considera que la tecnología es una "aliado fundamental para afrontar los procesos de envejecimiento al respecto de la prevención, el mantenimiento de capacidades, la accesibilidad y la adaptación de nuestro entorno ante las necesidades cambiantes y diversas de cada persona”. La tecnología bien empleada, asegura, "nos ayuda a desplazarnos, comunicarnos, realizar actividades de la vida diaria, facilitar el cuidado de nuestra salud, aumentar nuestras posibilidades de acceso a la cultura, ocio y entretenimiento, etc.”.

Respecto a si actualmente se le da la importancia que realmente tiene a este aspecto, el director del Ceapat dice que "teóricamente” sí es así, pero "no siempre en la práctica”. A veces, apunta, "sólo se mira el valor de la novedad tecnológica sin entrar a analizar el impacto real que tienen ciertas tecnologías en la mejora de la calidad de vida individual y colectiva”.

Soluciones accesibles desde los puntos de vista físico, sensorial y cognitivo

Valero recuerda que la tecnología ha mejorado la vida de las personas mayores "contribuyendo a su autonomía personal a través de soluciones accesibles desde los puntos de vista físico, sensorial y cognitivo”. La tecnología fácil de usar, efectiva y centrada en las necesidades y expectativas de las personas mayores puede mejorar la vida de la población, considera el experto, "en la medida en que facilita su participación social e interrelación sin segmentaciones ni separaciones asociadas a la edad”.

En este sentido, el ponente del I Congreso Intersectorial de Envejecimiento y Dependencia considera que las inversiones en I+D+i son "siempre necesarias para impulsar la transferencia a la sociedad de la tecnología apropiada pero no son suficientes si no van acompañadas de un proceso de aceptación social y de cambio organizativo e incluso legislativo”. Es fundamental, opina, "un cambio de mentalidad para comprender que ciertas tecnologías no son tanto novedades de la universidad o la industria como facilidades generalizables para mejorar los procesos de cuidado, atención sanitaria, vida independiente, acceso a la cultura, al transporte o al empleo y la participación social, entre otras”.

Miguel Ángel Valero ha querido "felicitar” a la organización del I Congreso Intersectorial de Envejecimiento y Dependencia "por una iniciativa muy valiosa ante el potencial de desarrollo presente y futuro de soluciones efectivas de carácter interdisciplinar necesarias para afrontar las necesidades en relación con el envejecimiento y la dependencia que son acuciantes para nuestra sociedad del siglo XXI”.