07/11/2005

PRODUCTOS FINANCIEROS PENSADOS PARA MAYORES

PRODUCTOS FINANCIEROS Y DE ASEGURAMIENTO COMO MEDIO DE FINANCIACIÓN DE LA VEJEZ

La pensión media en España es de 475 Euros al mes y el precio medio de una residencia privada es de 1.400€ (un 20% más en las grandes ciudades). Estas cifras harían que para muchos fuese casi imposible acceder al servicio que pueden precisar.

Hasta que llegue la tan ansiada Ley de Dependencia con la universalicación de derechos, las personas con menos recursos seguirán recibiendo servicios públicos, aquéllos que tengan más ingresos continuarán pudiéndose pagar lo que precisen, pero ¿y los del medio?

Para ellos se anuncia la puesta en funcionamiento del seguro privado de dependencia (con ventajas fiscales y vinculación a los fondos de pensiones que lo hagan atractivo), la renta vitalicia a cambio de la propiedad de la vivienda habitual y también una figura común en países como Reino Unido o Estados Unidos que es la hipoteca inversa.

Para que estos productos financieros y de aseguramiento puedan generalizarse, e incluso suponer un alivio al futuro Sistema Nacional de Dependencia, es necesario, por un lado, que sean entendidos y conocidos por el grueso de la población y por otro, que se hagan atractivos fiscalmente.

Inforesidencias.com pone su granito de arena en la difusión de estos productos creando un capítulo específico para tratar sobre ellos.

También el instituto Edad&Vida tiene mucho interés en la difusión y estudio de las posibilidades que puede conllevar la implantación de sistemas de "licuación de patrimonio" como forma de complementar la pensión tras la jubilación. Por ese motivo, dentro de la Feria SERPROMA celebrarán el día 24 de noviembre unas Jornadas Técnicas que llevan por nombre La persona mayor y su vivienda: fuente de riqueza y calidad de vida.

Sin duda, estas herramientas no serán la solución pero quizás sí parte de la misma. Pensemos que los planes de pensiones, que reciben un ventajoso trato fiscal sólo cubren a un 17% de personas entre 55 y 65 años.

Más información en La Gaceta de los Lunes de 17 de Octubre de 2005