07/06/2016

En Navarra la ayuda a domicilio y el centro de día vuelven a ser compatibvles

En 2012 se introdujeron varias medidas de recorte de la Ley de Dependencia en  un contexto de profunda crisis económica.  Una de ellas era el estableciento de incompatibilidades entre prestaciones económicas y de servicios establecidas en la LAPAD, lo que suponía, por ejemplo que una pesona mayor no pudiese recibir Ayuda a Domicilio y asistencia a un centro de día.

Muchos dependientes y profesionales se quejaron entonces y se han seguido quejando.

Ahora sabemos que, como mínimo, en Navarra, esta situación va empezar a cambiar (ojalá quiera decir que estamos dejando atrás a la crisis)

Ayuda a domiclio para ancianos 

Así lo ha descrito el Gobierno de Navarra en  su página oficial Navarra.es

El servicio de atención domiciliaria (SAD) que prestan las entidades locales volverá a ser compatible a partir de mañana con la asistencia a un centro de día para personas con dependencia, ya sean leves, moderadas o grandes dependientes.

El Departamento de Derechos Sociales revierte así la decisión tomada en 2013, que imposibilitó la compatibilidad de dichas ayudas. Con esta medida, que beneficiará a unas 90 personas y supondrá una inversión anual de unos 265.000 euros para el Gobierno de Navarra, se pretende favorecer la permanencia en su domicilio de las personas dependientes, a la vez que se presta un mayor apoyo a sus familiares y cuidadoras o cuidadores.

Por otra parte, la orden foral del vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, publicada hoy jueves en el Boletín Oficial de Navara, también contempla que se puedan compatibilizar al mismo tiempo la ayuda económica para asistente personal con el servicio de atención residencial.

De este modo, las personas con discapacidad que realicen un trabajo remunerado, cursen estudios superiores o desarrollen un programa de vida independiente podrán vivir en una residencia y contar con un asistente personal para desarrollar una vida autónoma fuera de ella.

Se calcula que, dada sus características, esta nueva medida beneficie a unas 5 personas y conlleve una inversión de 84.000 euros para el Gobierno de Navarra. No obstante, "aunque la incidencia sea baja en cuanto al número de personas beneficiarias, su impacto en términos de accesibilidad e inclusión social es muy importante”, según señala la directora gerente de la Agencia Navarra de Autonomía y Desarrollo de las Personas, Inés Francés.