17/01/2008

NAVARRA: EL 80% PREFIEREN DINERO A HORAS DE SAD

¿PREFIEREN LOS CUIDADORES DINERO O SERVICIO DE AYUDA A DOMICILIO?

 

Esta es una pregunta clave en el desarrollo y aplicación de la Ley de Dependencia. Si los ciudadanos optan por prestaciones para el apoyo familiar no se generarán tantos puestos de trabajo y muchas mujeres continuarán cuidando (eso sí con una microcotización a la seguridad social). En cambio, si se dan servicios o prestaciones vinculadas al servicio se genera actividad económica y profesionalización del cuidado.

Según estudios del Imserso, la tendencia es que los ciudadanos pidan más servicios que dinero pero, una noticia aparecida en Noticias de Navarra nos hace pensar que quizás no sea así.

La mayor parte de la atención a dependientes en el domicilio se realiza vía ayudas económicas en lugar de servicios directos (según el Defensor del Pueblo, 123 personas renunciaron al Servicio de Atención a Domicilio pese a ser compatible) y entre éstas, más del 80% de las solicitudes al amparo de la nueva ley escogen la modalidad de que la cobre un familiar en lugar de contratar a una persona externa a pesar de que éstas segundas ayudas son más cuantiosas: 657 euros mensuales frente a 489 euros.

La noticia que comentamos dice que el motivo probable de esta preferencia por el dinero es que se ofrecen tan pocas horas de atención domiciliaria (dos diarias de lunes a viernes) que los cuidadores prefieren cobrar y buscarse ellos la solución.

La claves de la cuestión son cuántas horas de SAD se ofrecen y la posibilida de optar entre diferentes posibilidades cuando se redacta el PIA.

Vale la pena leer el artículo y sacar conclusiones. Sea como sea, nunca hay que olvidar que las prestaciones económicas para el cuidado en el entorno familiar son previstas en la Ley de Dependencia como algo excepecional y no como la opción normal que puedan tomar los cuidadores.