25/04/2016

Aumenta en Guipúzcoa la oferta de plazas en residencias y centros de día para personas mayores

La Diputación Foral tiene el objetivo de reducir las listas de espera y mantener la oferta de plazas, a pesar del envejecimiento de la población. Eso supone que concertará este año 63 camas geriátricas más y otras 61 en el servicio diurno, lo que supone multiplicar por cinco la oferta existente y un desembolso de 650 000 euros.

Geriátricos en GuipúzcoaLa provincia cuenta con 5 389 plazas en residencias geriátricas, de las cuales 4 489 (83 %) están concertadas. Para la financiación de las 63 nuevas plazas se tendrá en cuenta las comarcas con más carencias: Bidasoa y Urola Kosta, donde la espera para obtener plaza supera los 200 días.

En diciembre del 2015, 746 personas estaban en lista de espera para una residencia y 191 para un centro de día. Con estas nuevasplazas se espera aliviar la situación que arrastraba una demora media de 175 días y 160.

En los centros de día, de las 61 plazas nuevas, 49 corresponderán al servicio en días laborables y 12 en fines de semana y festivos. Este servicio oferta a día de hoy 1 681 plazas, (1 471 concertadas). Las dos comarcas con mayor lista de espera son Urola Kosta y Tolosaldea con 250 días y 223, respectivamente. Hay que descontar un 10 % de plazas que se dejan libres por lo que se llama «lista de espera técnica».

El envejecimiento de la población y el consiguiente aumento de la dependencia han hecho que en Guipúzcoa el gasto social se haya elevado en los últimos cuatro años un 8 %, llegando a los 341,6 millones de euros en 2015. Dentro de este presupuesto del Departamento de Bienestar Social de la Diputación, la atención a las personas mayores recibe casi cuatro de cada diez euros (36,96 % del gasto total). En este porcentaje se incluye la financiación de plazas en residencias y centros de día, el servicio de ayuda domiciliaria, la tutela de personas dependientes y el programa Sendian, de apoyo a los cuidadores.

El gasto social futuro viene determinado por la Ley de Servicios Sociales del Gobierno Vasco. La aplicación de la Ley se traducirá en más gasto, pues, aunque no se creen nuevos servicios y prestaciones, extiende el derecho y se eleva el grado de cobertura ante la previsión de que siga aumentando la demanda.

Gracias a esta Ley, diputaciones y ayuntamientos dispondrán cada año, y de forma indefinida, de 6,6 millones de euros para cumplir con el calendario y dar los servicios y prestaciones que marca en la normativa.

Este año esta habrá 3,3 millones de euros para los municipios y en 2017 se adjudicará la partida a las diputaciones.