15/04/2016

Contra el maltrato hacia las personas mayores

En la última reunión del Consejo Vasco Sociosanitario, el órgano que coordina los sistemas sanitario y de servicios sociales de Euskadi, la Asociación de Municipios Vascos, EUDEL, presentó una iniciativa para detectar el maltrato tanto físico como económico hacia las personas mayores.

Desde los servicios sociales y sanitarios se ha puesto de manifiesto el dato de el 4,5 % de las personas mayores de Euskadi está en riesgo de sufrir daño físico o psicológico. Para cuidar a los ancianos y estar vigilantes, se propone compartir la historia clínica de los pacientes, de manera que los profesionales sanitarios de las residencias de mayores dependientes de las tres diputaciones forales tengan acceso a las historias clínicas de los ancianos para poder ofrecerles una atención más integral.

En Euskadi se ha trabajado en la implantación de la historia clínica en las residencias de mayores, como se refleja en el documento Líneas estratégicas de atención sociosanitaria para Euskadi 2013-2016, Osakidetza, la atención sociosanitaria a través de las comisiones sociosanitarias, los protocolos de atención, así como el portal sociosanitario y su mapa de recursos, además del papel de la Plataforma de Teleasistencia BetiON.

El maltrato a las personas mayores no es fácil de detectar. Un golpe o caída puede camuflar un abuso físico y los maltratos psicológicos o de tipo económico son muy complicados de probar cuando la persona mayor presenta problemas de dependencia, sobre todo si tiene trastornos cognitivos.

Es, pues, de extrema importancia, que las administraciones, a través de los profesionales sociosanitarios, extremen la vigilancia y sean sensibles antes las señales que pueden llevar a concluir que alguien está siendo víctima de abusos o maltratos y, cuando se detecten, ser rápido en la actuación que lleve a eliminarlos. Estar atentos en los domicilios, centros de mayores, de salud, residencias geriátricas debe ser una obligación ética de familiares y profesionales.