05/08/2015

Las residencias de mayores del Pais Vasco utilizarán las recetas electrónicas

La receta electrónica también en las residencias de la tercera edad  del País Vasco
 

Más de 50 millones de recetas electrónicas en Euzkadi


Desde la entrada en vigor de la receta electrónica en el País Vasco ya se han emitido 50 millones. El próximo paso es implantar este sistema en los centros geriátricos. «En breve vamos a realizar un ensayo en dos residencias de ancianos», anuncia el director de Farmacia del Departamento de Salud, Iñaki Betolaza. 
 
receta electronica en residencias geriátricas del páis VascoPara llevar a cabo el plan el primer paso es informatizar la historia clínica de cada usuario y que se pueda acceder a ella desde cualquier centro. Es un proceso complejo por el elevado número de personas, centros geriátricos y su diferente tipo de gestión: pública, privada o concertada. Se trata, en definitiva de conseguir un espacio sociosanitario, es decir la coordinación de los servicios sociales y asistenciales vinculados a las personas con dependencia. 
 

La e-rezeta llega a las residencias de ancianos

 
Osakidetza, el Departamento de Salud del Gobierno Vasco, quiere poner en marcha la «e-rezeta» en las residencias ahora que esta mejora está totalmente consolidada. El despliegue de la receta electrónica arrancó de forma experimental en el verano de 2012. En 2013, el proyecto se completó en atención primaria y en 2014 arrancó en los hospitales. A día de hoy, el 97 % de las recetas se realizan en soporte digital, a una media de 90.000 al día. 
 
Tres son los efectos que este sistema ha tenido en el día a día de los pacientes. «Ha permitido ajustar los tratamientos de larga duración porque antes se prescribía para tres meses y ahora es para un mes, lo que permite revisar los resultados», destaca Iñaki Betolaza. Esto, a su vez, ha contribuido a «disminuir el botiquín casero» porque el sistema posibilita que se dispense solo lo necesario, con lo que se evitan acopios. Además, permite saber si el paciente se ha hecho o no con el tratamiento. «La receta electrónica es un modelo efectivo para avanzar en el uso racional del medicamento. Se trata de que las personas mayores tengan ni un medicamento más de los que necesitan, ni uno menos». 
 
Para las residencia de la tercera edad, este sistema puede suponer una centralización y simplificación de los procedimientos, sobre todo en pacientes polimedicados y para que las personas atendidas y sus familiares tengan una seguridad en cuanto a la continuidad de los tratamientos, aun en caso de traslados o incidencias. 
 
Sin duda, este paso que ya se ha dado en otras comunidades autónomas supone un avance también en lo que puede llegar a ser una mejor coordinación sociosanitaria ya que permitirá una mayor vinculación entre los servicios sanitarios y los residenciales sociales.
 
Más información en la Web de Osakidetza