10/12/2015

Más cerca del diagnóstico de cáncer y alzhéimer gracias a la microtecnología

Nanogune, Centro de Investigación Cooperativa (CIC), es una asociación privada sin ánimo de lucro impulsada por el Gobierno vasco en 2006.

Su objetivo es investigar y transferir tecnología a en nanociencia y nanotecnología, impulsando la formación de alto nivel para investigadores y promoviendo la cooperación entre varios agentes de la red vasca de ciencia, tecnología e innovación, así como entre estos agentes y la industria.

Uno de sus trabajos es la búsqueda de herramientas ópticas basadas en la nanoingeniería que permitan evitar las biopsias.

Diagnóstico del AlzheimerSe trata de desarrollar aparatos microscópicos que sean nuevas herramientas de diagnóstico y seguimiento para la industria biomédica con una cirugía invasiva mínima: sondas miniaturizadas y microsensores implantables que servirán para diagnosticar cáncer, enfermedades cardiovasculares y enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer.

Se espera que dentro de unos cuatro años se pueda disponer de herramientas que, implantadas en el cuerpo, realicen análisis que permitan diagnosticar estas enfermedades. Los dispositivos podrán insertarse en sondas, catéteres o implantados directamente en el cuerpo humano.

En el caso del diagnóstico del alzhéimer el objetivo será detectarlo antes de que aparezcan los síntomas, para ello, los mecanismos ópticos microscópicos detectarán las proteínas y se podrán analizar. Para esta investigación se cuenta con la colaboración de la Fundación CITA Alzheimer.

Nanogune colabora también con Biodonostia, del Hospital Donostia, y CIMA, de la Clínica Universidad de Navarra.

Las ventajas son muchas: cirugía mínimamente invasiva, prescindir de las biopsias, sondas miniaturizadas y sensores implantables que facilitan la labor médica de diagnóstico y control y que resultan mínimamente invasivas para el paciente.

Cuando el envejecimiento de la población en general indica que la incidencia de estas enfermedades solo puede incrementarse, estas líneas de investigación son una gran noticia. Este sistema ahorraría pruebas que para las personas de edad avanzada son especialmente penosas, así como permitiría su control médico ya vivan en sus casas o en residencias geriátricas, ahorrando visitas a centros sanitarios con sus costes y desplazamientos.
 Enlace de interés: Residencias de tercera edad en el País Vasco