06/04/2016

Sabrosa y saludable jornada sobre alimentación de SARquavitae en Donosti

«Aceite, miel y txacolí» ha sido el sugerente nombre de la jornada sobre alimentación tradicional y nutrición que organizó en Donosti SARquavitae.

El objetivo conseguido fue resaltar los productos tradicionales como pilares de dietas saludables y la relación entre los buenos hábitos alimenticios y la salud, fundamental para todos, pero imprescindibles para laspersonas de edad avanzada.

Comida y SARquavitaeLa inauguración de la jornada corrió a cargo de la diputada del Departamento de Políticas Sociales de la Diputación Foral de Guipúzcoa, Maite Peña, y del vicesconsejero de Agricultura, Pesca y Política Alimentaria del Gobierno Vasco, Bittor Oroz. La clausura corrió a cargo del alcalde de la ciudad, Eneko Goia.

La cita fue en el Kursal de San Sebastián ya ella profesionales de la alimentación en sus diversos ámbitos, desde nutricionistas, médicos, como la doctora especialista en Alimentación, Fisiología y Salud, Usune Etxeberría, hasta afamados cocineros.

Lo más espectacular y divertido fueron las propuestas culinarias realizadas en vivo por los chefs Roberto Ruiz y Sonia Tapia del Asador Frontón de Tolosa y los maestros pasteleros José Maria y Rafa Gorrotxategui. Además intervino el padre de este último, que explicó las claves de su buen estado de salud en el que tiene que ver tanto sus hábitos alimentarios como su propio estado de ánimo, mostrándose al público como un entusiasta de la vida y un apasionado de su trabajo.

Especialmente interesante fue la intervención de la chef del centro residencial para mayores SARquavitae Villasacramento, Ainhoa Crespo, que presentó platos saludables realizados con ingredientes tradicionales con la técnica de texturización que facilita la ingesta sin perder las cualidades olfativas y gustativas de las comidas.

Todos los presentes disfrutaron al término de la jornada de una cata de aceite, txacolí y miel.

La alimentación es clave pare mantener la salud y, en consecuencia, la calidad de vida de las personas mayores. En las residencias geriátricas es un asunto de trascendencia y adaptar los menús a las necesidades de cada usuario, sin perder variedad ni que deje de ser atractivo es un reto. Estas jornadas ayudan a reflexionar y mejorar tanto a los familiares como a los profesionales, además de aprender y disfrutar.