19/05/2014

CANARIAS: PROPONEN REALIZAR UN ESTUDIO SOBRE SALUD DE LOS RESIDENTES

La directora del centro sociosanitario Queen Victoria, Yurena Rivero, ha propuesto este viernes al Cabildo de Gran Canaria realizar un estudio multicentros para analizar el impacto de las políticas de Envejecimiento Activo, desarrolladas en los centros sociosanitarios de la isla y en la salud de los residentes de las residencias geriátricas canarias.

 

Propuesta lanzada desde residencia Queen Victoria de Las PalmasRivero, que esta mañana participó en la Feria Gran Canaria Accesible con la ponencia "Envejecimiento Activo en los Centros Sociosanitarios”, señaló que, según los resultados de un estudio de calidad de vida relacionada con la salud (CVRS) realizado el pasado año en un centro sociosanitario de la isla, "la práctica del Envejecimiento Activo tiene efectos positivos en las personas mayores, que influyen en aspectos físicos, psíquicos y sociales, disminuye los niveles de dependencia funcional y depresión y aumenta la perspectiva personal de la calidad de vida relacionada con la salud”.

 

Según Rivero, el estudio reveló que el 80% de los residentes de la muestra realizada respondió que su calidad de vida había mejorado tras su ingreso en el centro y, de ese porcentaje, el 80% asoció su mejoría a la práctica de actividades vinculadas al programa de Envejecimiento Activo. Otro 60% manifestó que no tenía ningún problema de depresión en el momento de la encuesta y un 43% opinó que su actividad favorita era la fisioterapia.

 

En opinión de la directora del centro sociosanitario Queen Victoria este estudio, validado científicamente, "podría ser la base para diseñar un estudio comparativo entre los distintos centros de Gran Canaria, y verificar así cómo afecta la práctica del Envejecimiento Activo a los usuarios de estos centros y su relación con la mejora de la calidad de vida relacionada con la salud, es decir, que efectos positivos tiene sobre la misma”.

 

Yurena Rivero cree que es "fundamental” documentar todas las actividades que en esta materia se llevan a cabo en los centros sociosanitarios de la isla, así como los beneficios que aportan, con el fin de generar conocimientos que posibiliten la difusión de todas aquellas estrategias que favorezcan el Envejecimiento Activo, "y poder así aplicar el desarrollo de estos conceptos y generar un trabajo en red en esta materia”.

 

Por su parte, el ex-director del centro sociosanitario Queen Victoria y actual gerente corporativo del Área de Salud de la empresa Tunstall, José Julián Isturitz, manifestó en su intervención que en 2050 un tercio de la población será mayor de 65 años, lo que supondrá un aumento de la cronicidad, es decir, "que habrá una mayor prevalencia de las personas con pluripatologías y, por tanto, de plurimedicados”. Como consecuencia de ello, la demanda sociosanitaria también se va a incrementar, "por lo que el sector sanitario y el social se van a tener que reinventar y adaptarse a las nuevas necesidades de los usuarios”, subrayó.

 

En su ponencia "La telemonitorización como herramienta de accesibilidad al sistema sociosanitario”, aseguró que se está produciendo un cambio de sistema de respuesta, basado en procesos y personas, y no en enfermedades concretas. En este sentido, habló de la implantación de la telemedicina y la telemonitorización como instrumentos que favorecerán este cambio, ya que permiten la gestión remota de los pacientes, sean crónicos o no.

 

"Vamos hacia un modelo sociosanitario preventivo”, añadió, "que tendrá implicaciones positivas, tales como la ampliación de la esperanza de vida saludable, la productividad y la calidad de vida en la vejez”.

 

En este nuevo modelo, que vendrá de la mano de la telemedicina y la telemonitorización, se producirá una disminución de la frecuentación de los pacientes en Atención Primaria, se reducirá la estancia media hospitalaria y disminuirá tanto la tasa de reingresos como los gastos por desplazamientos innecesarios a centros sanitarios. Además, permitirá que el paciente sea más consciente de su salud y que su implicación en auto cuidados y hábitos más saludables sea mayor.

Una noticia que podría interesar a todas las residencias geriátricas de las Islas Canarias