15/01/2016

La enfermedad cerebrovascular y su relación con el alzhéimer

Casi la mitad de los pacientes de alzhéimer desarrollan síntomas de psicosis, como delirios o alucinaciones, sin embargo, de desconocen las causas concretas que los producen, lo que dificulta el tratamiento de los mismos.

Depresión y enfermedad mental en el ancianoParece que algo de luz se hace poco a poco en este grave problema. Un estudio reciente publicado que se publica en la revista Journal of Alzheimer's Disease ha descubierto que la enfermedad cerebrovascular, es decir, los trastornos que restringen la circulación de sangre en el cerebro, es un factor determinante importante de la psicosis que presentan las personas aquejadas de alzheimer.

Para la realización del estudio se utilizó la base de datos del Centro Nacional Coordinador del Alzheimer de Estados Unidos, que reúne datos de 29 centros médicos. Los investigadores, dirigidos por la doctora Corinne Fischer, psiquiatra e investigadora en el Hospital St. Michael de Toronto, Canadá, analizaron los datos de las autopsias de 1 073 personas fallecidas entre los años 2005 y 2012.

Los datos muestran que 890 personas que habían sido diagnosticadas clínicamente con la enfermedad de Alzheimer mientras estaban vivas, entre ellas, las personas con mayor probabilidad de presentar psicosis fueron aquellas cuyas autopsias demostraron que presentaban más signos físicos de alzhéimer, como placas neuríticas (depósitos de proteínas) y ovillos neurofibrilares (fibras retorcidas ubicadas dentro de las células cerebrales).

Sin embargo, cuando estudiaron a las 728 personas restantes cuyas autopsias confirmaron que tenían la enfermedad de Alzheimer, las personas con presentaban psicosis no mostraron aumento de la evidencia física de alzhéimer. Como el alzhéimer solo se puede confirmar a través de una autopsia, la conclusión fue que algunos pacientes en el grupo clínicamente diagnosticado habían sido diagnosticados erróneamente.

El dato que no se esperaba encontrar fue el importante papel que tenían los factores de riesgo vascular (hipertensión, diabetes, edad al dejar de fumar) y lesiones cerebrales relacionadas con la enfermedad de los vasos sanguíneos pequeños en relación con el desarrollo de psicosis.

Los datos del estudio son muy importantes pues pueden ser muy significativos a la hora de decidir tratamientos en el futuro o de hacer medicina preventiva o paliativa.

De las personas que padecen alzhéimer y viven en sus domicilios se estima que el 19 % presentan delirios y el 14 % alucinaciones. Esto es muy importante para las personas cuidadoras. También para prever la evolución de la enfermedad, observar su avance y si ha llegado el momento de buscar una solución que implique cuidados más especializados como una residencia geriátrica o un centro de día para personas mayores.

Información relacionada:

Demencia en residencias de tercera edad