21/06/2015

Una escuela de preescolar en una residencia de mayores

A veces, cuando una noticia viene de muy lejos parece más importante que cuando algo parecido sucede cerca de casa.  Hace unos meses difundimos en Inforesidencias.com la iniciativa de una residencia de mayores de Lleida, (Residencia Joviar) que, a modo de experiencia intergeneracional disponía en el centro de una guardería para niños de entre 0-3 años, hijos de las empleadas y que realizaban actividades conjuntamente con los residentes.  Ahora leemos en una web internacional una noticia sobre la residencia de ancianos en Seattle (Washington - Estados Unidos) Providence Mount St. Vincent, que tiene en funcionamiento dentro de la residencia una escuela de preescolar completa a la que han llamado "Centro de aprendizaje intergeneracional".

Hemos ido directamente a la web de la residencia para saber un poco más sobre esta experiencia y esto es lo que hemos encontrado

 

 

Guardería en una residencia geriátrica en SeattleEl Centro de Aprendizaje Intergeneracional

El Centro de Aprendizaje Intergeneracional (CIT) es un programa de cuidado infantil situado dentro de la residencia geriátrica Providencia Mount St. Vincent en West Seattle.Todos los niños son bienvenidos.

Las actividades y programas planificados de los niños se llevan a cabo en el edificio e instalaciones que también contienen un hogar de más de 400 adultos mayores. Cinco días a la semana, los niños y los residentes se juntan en una variedad de actividades previstas, como la música, la danza, el arte, el almuerzo, la narración o simplemente están juntos. Estas actividades resultan en beneficios mutuos para ambas generaciones. El programa, y el contacto continuo entre los niños y personas de diferentes generaciones mejora las oportunidades y calidad de vida de todos

El CIT ofrece oportunidades a los niños:

  • Obtener información sobre el proceso normal de envejecimiento;
  • Aceptar a las personas con discapacidad;
  • Estar involucrado con las personas que son dos o tres generaciones de diferencia;
  • Formar parte de una gran familia;
  • Ayudar a reducir su miedo a los adultos mayores; y
  • Recibir y dar amor y atención incondicional y sin límites.

Además, los residentes y los participantes del programa se benefician de:


  • Una interacción frecuente con los niños durante todo el día;
  • La actividad física en jugar con los niños;
  • Oportunidades para jugar, reír y disfrutar el espíritu y la alegría que los niños aportan a su entorno familiar;
  • Un renovado sentido de autoestima;
  • Una oportunidad para la transferencia de conocimientos; y
  • La capacidad de servir como modelos a seguir.

 

Ver la web de la residencia 



ABC US News | World News