Reflexión sobre el envejecimiento del Dr. Carlos Gil Gálvez

Un concepto como médico gerontólogo clínico y social que quiero introducir es el cambio hacia un nuevo paradigma con relación a la interacción envejecimiento-salud-enfermedad, donde la promoción-prevención- predicción-participación activa de la sociedad en el campo de la salud-Dr. Carlos Gil Gálvezenfermedad-envejecimiento, es y será más económico que curar o intervenir en la/s enfermedad/es camino al 2060. Donde la utopía a lograr es envejecer libre de enfermedades a través de la “compresión” de la dependencia y la autonomía, lo cual implica un nuevo modelo de políticas públicas y privadas tanto en el campo de la salud como en lo social y del modelo de formación universitaria socio-sanitaria. Donde el objetivo a lograr es el envejecimiento activo, participativo y saludable en tiempos de vejez cuasi-universal. Pasar de cura a educar para prevenir en un contexto de cambio epidemiológico a escala local, regional y global. Nuestro desafío es como hacer sostenible y sustentable el sistema público de salud en tiempos de vejez.
En los últimos treinta años y específicamente deshojando más de la la primera década del Tercer Milenio, las sociedades locales, regionales y globales navegan entre múltiples crisis económicas que afecta seriamente a todo el tejido social y productivo de cualquier sociedad ya sea Rica o Pobre.
Abordar la realidad del envejecimiento en sus múltiples variables es todo un desafío, como también abordar las enfermedades crónicas complejas en tiempos de vejez. Los desafíos no están solo en el campo económico, sino también organizativo, como el cambio conductual de los prestadores de servicios en el campo de la salud con un universo social con múltiples necesidades psico-sociales. Para abordar la problemática del envejecimiento-vejez se lo debe hacer desde distintas ópticas, con el objetivo de promover un debate enriquecedor a través de un conocimiento integral e integrador del tema. Así, deberemos conocer los desafíos, causas y consecuencias de este proceso.
Conocer el envejecimiento y su interacción con la enfermedad, teniendo en cuenta las enfermedades más prevalentes en esta etapa del ciclo vital, no solo desde la óptica biomédicas, sino también psico-social.
Debemos conocer en qué consiste el modelo de envejecimiento activo y saludable, no solo desde el enfoque bio-médico, la salud pública y privada, sino también desde el abordaje psico-social. La sociedad de la innovación debe conocer la relación e interacción sociedad-discapacidad-dependencia-muerte, desde una visión a largo plazo , desde la perspectiva de la gerontología clínica y social y cual debe ser el rol del segundo y Tercer Sector a lo largo del proceso de envejecimiento.
Poco se conoce del impacto del envejecimiento demográfico en la familia, las consecuencias sociales y políticas del proceso envejecimiento-vejez. Lo cual desde mi visión como médico gerontólogo clínico y social, el envejecimiento de la población no solo nos plantea cambios en la estructura laboral, las interacciones entre generaciones y la dinámica familiar, sino también nos plantea debates éticos-morales camino al 2060.
Desde el campo de la política este “proceso” genera una tensión dinámica tanto para las administraciones públicas, como privadas a través del aumento de gasto de ambos sectores, que deberán dar respuestas ágiles a las cambiantes necesidades de este nuevo segmento de la población en rápido crecimiento.
Este contexto y escenario nos debe plantear la necesidad de dar respuestas como alternativas a la complejidad y a las enfermedades complejas como la demencia tipo Alzheimer, donde la nutrición juega un rol activo en cualquier proceso de enfermedad mad aun en las enfermedades neurodegenerativas.
Esto requiere buscar la comprensión, la inclusión de la desnutrición y su importancia en las enfermedades complejas, dentro de una alianza estratégica de las políticas de salud a escala nacional, regional y global.
Para lo cual se debe desarrollar iniciativas de comunicación a través de programas de divulgación socio-sanitaria basada en la evidencia clínica.
Realizar un cribado en todos los niveles asistenciales tanto del sistema sanitario público como privado.
Capacitar a los profesionales del sector para que puedan realizar un mejor diagnóstico y seguimiento de la desnutrición, tanto en los centros de salud como de los hospitales públicos y privados.
Claves para la prevención y el manejo de la desnutrición:
1-) Formación de los profesionales de la salud
2-) Diseño y desarrollo de herramientas de cribado nutricional obligatorias en los centros de salud de forma periódica
3-) Implantación de protocolos de intervención nutricional, tanto en la AP, hospitalaria, como residencias de personas mayores
4-) Desarrollo y seguimiento de un plan de monitoreo, tanto en los cuidados, como en las intervenciones nutricionales en el seguimiento y evaluación del paciente desnutrido
5-) Evalusvion de los resultados en salud, teniendo en cuenta la calidad de vida y los gastos por las intervenciones aplicadas
6-) Diseño y desarrollo de un registro local y nacional para todos aquellos que han sido diagnosticados con desnutrición asociada a la enfermedad, así como de cualquier tipo de intervención
Es muy importante conocer la relación nutrición-enfermedad en tiempos de vejez y más aún cuando existe una enfermedad compleja como la demencia tipo Alzheimer. Sabiendo que la desnutrición es un co-factor común asociado en todos los niveles de la salud pública y privada en particular en las personas mayores, los enfermos con cáncer, enfermedades cardiovasculares y en el Alzheimer. Tan solo en España 1 de casa 4 pacientes hospitalizados tienen desnutrición. ¿Sabemos que pasa al Sur Del Río Bravo con relación a la desnutrición-enfermedad?

https://youtu.be/LfMUBFRWIfI
https://youtu.be/lv43z8YVQkY

Comentarios cerrados.