Una residencia vista por una residente

Hace pocos días, dos residentes y una profesional de la residencia Ibada en Navarcles, vinieron al programa semanal que inforesidencias tiene en radio Estel, una emisora de Cataluña. Por nuestra sorpresa, una de las residentes, la Sra. Carme nos trajo un texto que escribió hace tiempo y que aunque no pudimos leerlo entero en el programa, nos gustó tanto que lo quisimos publicar en el blog. Trata sobre como ve ella la residencia. Lo más curioso además, es que la Sra. Carme trabajó 15 años en la residencia antes de jubilarse, y ahora con 85 años, lleva 3 viviendo en ella. Empieza así:

Después de una breve conversación con unos amigos, me pongo a escribir como veo la vida de la residencia, de nuestra residencia.

La dirección:

Con la gran capacidad para ir descubriendo las ventajas que puedan mejorar y ayudar en todos los aspectos las necesidades o inquietudes de los residentes. Trabajo constante y supervisión para el buen funcionamiento. Trato cercano y amable.

Los usuarios:

– Diferentes procedencias

– Dentro de los cánones, diferentes edades

– Cada uno con su propio bagaje que han cargado durante la vida

– Y de todo el conjunto, se van formado pequeños grupos según temperamentos, aficiones, obsesiones, gustos…. Que se pueden definir más o menos así:

1º Grupo aristócrata: Yo siempre me siento aquí, con esta persona y esta otra. Es mi sitio.

2º Grupo investigador: Quien entra, quien sale… facilidad para inventar alguna historia.

Foto del día del programa de radio

Foto del día del programa de radio Josep de Marti i Mercè

3º Grupo adolorido: Yo tengo más dolores que tu.

4ºGrupo callado: Pero susurra al oído del otro.

5º Grupo conservador: Todo se hacía mejor antes que ahora.

6º Grupo imparcial: Habla con quien haya, se sientan donde hay sitio y se espera cuando se tiene que esperar.

7º Grupo dinámico: Que participa en diferentes actividades y con buen humor y espíritu de crítica constructiva.

Esta diversidad de personas vivimos bajo el mismo techo y en un sitio para ir cultivando nuestra memoria, psicomotricidad, atención médica, atención espiritual, fiestas, salidas, manualidades, talleres. Además hay proximidad con la dirección y los profesionales, con el personal debidamente preparado, comidas equilibradas, servicios de atención etc. Todo lo que se puede necesitar.Estamos en una casa soleada por la proximidad al bosque y por otro lado podemos contemplar y tenemos muy cerca el pueblo de Navarcles en el que algunos hemos vivido y crecido.

Es decir, tenemos un lugar digno para vivir, convivir y morir

Como comentamos, también nos acompañó otra persona que también vive en la residencia Ibada, y se trata de la Sra. Mercè. Ella no trajo ningún texto pero también hay que decir que su presencia en el programa fue muy enriquecedora. Desde aquí, les damos una vez más gracias a ellas y a la directora de servicios la Sra. Alba por haber venido al programa.

Josep de Marti, Mercè y Carme de la residencia Ibada

Josep de Marti, Mercè y Carme de la residencia Ibada

Deja un comentario