Universidad de la experiencia y una residencia con estilo francés

En este último programa de “És gran ser gran” de antes del “parón” por fiestas navideñas, tuvimos dos invitadas fantásticas. Por un lado, vino Susana Vendrell a explicarnos que es eso de la universidad de la experiencia y también nos acompaño Natàlia Royo, de la residencia Azurimar de Barcelona.

La primera en desvelarnos lo que nos venia a contar fue Susana Vendrell. Ella es psicóloga clínica y responsable del área de la universidad de la experiencia de la Universidad de Barcelona. Susana nos contó que la universidad de la experiencia esta formada por programas de estudios universitarios dirigidos a personas de más de 55 años que com bien dice ella “quieran darse una satisfacción a través del conocimiento”. Sorprende ver la cantidad de gente que se apunta a estos programas de estudios (que ya son más de 13 los que se ofrecen). Los planes de estudio tienen diferentes duraciones hasta 3 años, aunque hay gente que ya pide más años.

Susana universidad de la experienia

A través de la universidad de la experiencia se quiere dar acceso a la educación a todo el mundo, siendo el único requisito de acceso ser mayor de 55 años y no hay límite de edad.. También promueven las relaciones intergeneracionales al coincidir a menudo con alumnos de la formación reglada de los grados

Pero os preguntareis ¿Qué curso tiene más éxito de todos? Pues resulta que primero hay que decir que hay muchos cursos con exceso de demanda, el que más, el programa de historia, el cual recibe más de 300 inscripciones por solo 50 plazas disponibles. La peculiaridad de estos programas es que no hay exámenes ni evaluaciones, pero si un control de asistencia y un certificado de estudios final.Y sinceramente, todo a un precio realmente social, como decía la propia Susana.

 

Nuestra segunda invitada fue Natàlia Royo, directora de la residencia Azurimar de Barcelona. Esta residencia de tipo francés y del grupo “Aplus Santé” está situada en la parte alta de Barcelona. Buscan y trabajan para llevar la forma en la que vivimos en casa a la residencia. Uno de los aspectos que los diferencian es que disponen de unidades de convivencia, en donde viven unas pocas personas con unas necesidades concretas y similares. Esto permite individualizar lo máximo posible el cuidado y ofrecer espacios específicos para cada unidad. Además ahora con la entrada del grupo “Emera” como socio, se han podido realizar una reforma integral con instalaciones de últimas generación.

natalia residencia azurimar

Además Josep confesa que les conoció hace años cuando oyó hablar de que seguían el El modelo “Cantú”. Este modelo se basa en las unidades de convivencia pero específicamente esta orientado para personas con demencia y trastornos de conducta. Finalmente comentamos lo contentos que están en la residencia Azurimar de su nueva Sala multi- sensorial (sala Snoezelen) en donde todas las personas con demencia avanzada y donde se trabaja con todos los sentidos de la persona con el fin de lograr una óptima estimulación.

Acabamos dando las gracias  primero a Susana por enseñarnos que nunca es tarde para hacer sitio al “Saber”. Si alguien quiere más información puede clicar aquí o contactarla en experiencia.informacio@ub.edu. También agradecer Natàlia el explicarnos como es la residencia que dirige y que esta abierta a todas las visitas y en su web.

Comentarios cerrados.