¿Ancianos que conviven con cadáveres? No me lo creo

Amarillismo en tiempos de crisis

En tiempos de crisis sale lo mejor y lo peor de las personas.

Esto son fragmentos de la misma noticia ofrecida por dos medios:

Cadena Ser

Ancianos conviviendo con cadáveres bajo el mismo techo. Una imagen dantesca que según fuentes de Defensa se ha encontrado el Ejército en varias residencias de ancianos de diferentes puntos de este país.  Según estas fuentes la Fiscalía General del Estado tomará cartas en el asunto y “el peso de la ley recaerá en los responsables de estas residencias”. “Hay escenas durísimas en algunas residencias de ancianos muertos en sus camas y el personal desaparecido”, aseguran fuentes de Defensa.

El Periódico

La situación en las residencias de ancianos es cada día peor y una muestra de ello es el hallazgo de varios cadáveres en sus camas conviviendo con el resto de mayores realizado por soldados de la Unidad Militar de Emergencias (UME) que llevan a cabo labores de desinfección por del Ministerio de Defensa. Este hecho no debe ser más que la punta del iceberg y no es necesariamente responsabilidad de los geriátricos. Empresarios y trabajadores del sector han denunciado que muchas funerarias están colapsadas y tardan en recoger los cuerpos, mientras que a los enfermos en situación más crítica las ambulancias ya no los trasladan a los hospitales.

Ambas se refieren exactamente a lo mismo y los medios que he elegido son sólo algunos de los que  han decidido titular y tratar del tema desde lo amarillo y visceral o desde una perspectiva ponderada.

Ahora todo son “residencias de ancianos”

Para empezar, las personas mayores se han convertido en “ancianos“.  Ahora lo normal es hablar de “residencias de ancianos” y “geriátricos”.  Dejo eso para otro momento pero creo que es importante.

Es cierto que la culpable de que se haya enfocado así las cosas es la Ministra de Defensa que en una rueda de prensa a la hora de tratar sobre la intervención de la UME destacó que «el Ejército ha podido ver a ancianos y mayores abandonados cuando no muertos en sus camas. Vamos a ser implacables y contundentes».

 

Parte de la prensa responde muy mal en tiempos de pandemia

Parte de la prensa responde muy mal en tiempos de pandemia. La foto es genérica sobre prensa amarilla

Como no han dicho cuántos casos han encontrado, qué consideran abandono o cuáles han sido las circunstancias concretas, lo que ha hecho la Ministra es irresponsable y negativo.  Los medios “de la carne picada” sólo han puesto la salsa: decir que los ancianos “conviven bajo el mismo techo” con los cadáveres es únicamente un toque de realismo mágico de mal gusto que haría ruborizarse al propio García Márquez.

 Vaya por delante que, tal como lo han explicado, yo no me lo creo

Sabiendo que estamos en una situación límite en la que se usan pistas de hielo como morgues improvisadas; cuando un porcentaje altísimo de auxiliares de residencia están de baja o tienen demasiado miedo como para ir a trabajar; cuando el gobierno no ha facilitado a las residencias suficiente material de protección; cuando el Estados y las comunidades autónomas siguen dando a las residencias instrucciones diferentes, incluso contradictorias; cuando hay residencias a las que no van ambulancias ni servicios funerarios.  ¿Necesitaba la Ministra de Defensa dar datos vagos e inconcretos?  ¿No habría sido más correcto investigar primero y comunicar después?  ¿No habría sido mejor poner el peso en el esfuerzo que están haciendo las residencias añadiendo que también habían “observado algunas situaciones que requerirán de una investigación posterior”? ¿No estamos en un momento en el que generar confianza destacando lo positivo se considera esencial? Ha sido una irresponsable ya que debería saber que las residencias lo están pasando muy mal y no están abandonando, sino que están cuidando en circunstancias extremas.  También ha sido una irresponsable porque no hace falta ser ningún genio para deducir que los medios destacarían lo más truculento. Si como consecuencia de las palabras de la ministra miles de personas van a las residencias a llevarse a sus mayores, ¿qué habrá que hacer?

¿Se imagina alguien que el Ministro de Sanidad dijese que han encontrado a pacientes abandonados en “algún” servicio de urgencias y que incluso hay pacientes conviviendo con cadáveres en un hospital pero que no iba a decir cuál era pero que haría actuar al Ministerio Fiscal?

Me parece valiosísimo que tengamos libertad de expresión y de prensa.  No creo que desde el poder se deba imponer la forma de comunicar de los medios, en cambio sí creo que yo, como ciudadano, tengo el derecho y la obligación de pedirles sensatez.  Dicho esto, que cada cual comunique como su conciencia le dé a entender.  Tiempo habrá cuando pase todo para que alguien analice lo que hizo cada uno durante la pandemia.

Autor: Josep de Martí. Director de Inforesidencias Buscador comparador de residencias de mayores.

Perfil de Linkedin

 

Comentarios cerrados.