Una residencia de Cardedeu y lo que quieren los residentes

Después de que la semana pasada iniciáramos la temporada, esta segunda semana ya estábamos rodados. No obstante como el día 11 fue festivo en Cataluña solo hicimos el programa del jueves día 12. Así pues solo tuvimos media ración de “És gran ser gran”.

Josep empezó el programa hablado de una residencia de personas mayores de Suiza especialmente construida para personas con demencias y en donde nos contó alguna de sus características peculiares.

Eso dio pie de que luego comentara que había leído un estudio realizado por Lares en el que se preguntó a personas que viven en residencias que es lo que les gustaba más. Había respuestas comunes relacionadas con la comida o poder escoger más cosas, pero también había respuestas curiosas relacionadas por ejemplo con la lotería y la fraternidad entre políticos.

Nuestros invitados del día vinieron de una residencia de Cardedeu llamada Maranatha. Ellos eran Joel Robles, director del centro y Joan Baena, un residente. Josep primero enfatizó la sensación de hogar que se siente cuanto entras en la residencia. Seguidamente le preguntó a Joel el porqué del nombre de Maranatha, el cual tiene una explicación bíblica. Además nos explicó del porqué se creó la residencia. Un aspecto que el director quiso destacar fue el hecho de que como la residencia es propiedad de un Fundación, todos los beneficios del centro se reinvierten en la propia residencia. Estos también les permite tener más personal del que marca la normativa y que los residentes estén más atendidos. Por otro lado, esta residencia de Cardedeu esta rodeada de un entorno privilegiado en las faldas del Montseny y además en el jardín de la residencia tienen también un huerto geriátrico.

maranatha, residencia de cardedeu

Charlando con Joan, el residente, nos confesó que entró a vivir en la residencia de Cardedeu sin haberla visitado antes porque confiaba mucho en el familiar que se la eligió. También nos habló de su adaptación y sobretodo del huerto, del que él es un gran participante. Acabamos también hablando de la comida y de su menú muy basado en frutas y verduras frescas, algunas de ellas del huerto.

En la consulta del trabajador social nos hicieron una pregunta complicada al preguntarnos sobre que residencias son mejores. Explicamos que todas las residencias tienen sus propias características y que no por ello unas son mejores que otras ya que en todas trabajan grandes profesionales.

Acabamos un día más con un texto Marina Valls titulado “Ramón Ramón” de su libro “Que hacemos con la tía Rita”

Deja un comentario