La enfermedad renal crónica en personas mayores

La enfermedad renal crónica es el deterioro progresivo e irreversible de la función renal con una duración igual o mayor a tres meses y se clasifica de acuerdo a la tasa de filtración glomerular. Los riñones pierden la capacidad de eliminar desechos del organismo, puede elevarse la presión sanguínea, el cuerpo puede retener demasiados líquidos y no producir suficientes glóbulos rojos. Debe darse mucha importancia a la enfermedad renal crónica en personas mayores.

Los principales factores etiológicos de esta enfermedad son la diabetes mellitus y la hipertensión. se tienen más probabilidades de padecer enfermedad renal crónica en personas mayores u otra población  si se padece hipertensión o diabetes mellitus ya que con los años y los niveles altos de azúcar en la sangre pueden hacer que los vasos sanguíneos del riñón se estrechen y se obstruyan, sin suficiente sangre los riñones se deterioran y la albúmina atraviesa termina en la orina.

El tratamiento para la insuficiencia renal crónica puede ser a través de Hemodiálisis, diálisis peritoneal o transplante de riñón.

– La hemodiálisis consiste en el paso de la sangre a través de una máquina que tiene un filtro para purificar la sangre, es decir, elimina los desechos y líquidos innecesarios, la sangre filtrada regrese al cuerpo, con la eliminación de estos desechos y sales la presión arterial se controla y se mantiene el equilibrio de las sustancias químicas en el cuerpo. Este tratamiento generalmente se hace en un hospital, ya que allí tienen todas las herramientas necesarias.

– Diálisis peritoneal consiste en retirar el desecho y el líquido excedente a través de los vasos sanguíneos que cubren las paredes del abdomen. Para ello se requiere colocar una sonda en la cavidad abdominal. La ventaja de este tratamiento es que se puede hacer en casa y solo es necesario extremar la limpieza para evitar posibles infecciones. En ocasiones la misma persona puede hacerse el tratamiento y en otras requiere de la ayuda de otra persona.

En las personas mayores estos proceso se complican ya que cursan con más de una enfermedad lo cual complica el tratamiento médico. Según un estudio elaborado por alrededor de 10 centros hospitalarios españoles en los que se encuentra el Hospital Central de Asturias, los resultados que se obtuvieron para los pacientes de la tercera edad de 70 y más años con tratamiento de diálisis peritoneal es que en su mayoría muestran un alta frecuencia de fragilidad en comparación con pacientes más jóvenes, son más propensos a cursar con depresión, desgano y tristeza y una reducción en su calidad de vida. Los tratamiento de diálisis y hemodiálisis en personas mayores tienen un mayor riesgo de mortalidad, de pérdida de movilidad y de dependencia.

Otro riesgo de la enfermedad renal crónica en personas mayores es la desnutrición, aunque estos tratamiento ayudan a eliminar los desechos tóxicos, el cuidado de la alimentación, la selección y eliminación de algunos alimentos de la dieta diaria pueden provocar desnutrición o malnutrición, además de otros factores como la falta de piezas dentales, la poca movilidad, la pérdida de gusto y el olfato, el desgaste de la familia muchas de las personas mayores no están hospitalizadas, pero tampoco pueden asistir a los centros de día por los cuidados especiales que se requieren desgastando a la familia y al cuidador principal, la pérdida de amistades por no poder salir o depender de otras personas para poder salir fuera de casa, la sensación de soledad son entre otros muchos factores que pueden alterar el tratamiento o no obtener los resultados esperados.

Deja un comentario