Las vitaminas y oligoelementos en las personas mayores

Las vitaminas y oligoelementos en las personas mayores es el tema a que dedicaremos esta entrada l blog de hoy. Estos dos elementos son compuestos que el cuerpo no puede sintetizar y tiene que obtenerlos de los alimentos, sin embargo a pesar de obtenerlos de la alimentación en las personas que son alcohólicas o que padecen alguna enfermedad pueden presentar carencias ya sea porque no se consumen en las cantidades adecuadas o porque no se absorben.

Algunas de las vitaminas se depositan en grandes cantidades en el cuerpo que permite tener una reserva, es decir si en un año no se consume Vitamina B12 o vitamina A es raro que se presente un deficits. En los ancianos es más frecuente la carencia de algunas de las vitaminas.

A cualquier edad son importantes las vitaminas y los minerales, estas sustancias son quienes protegen de enfermedades degenerativas como el cáncer, enfermedades cardiovasculares, de vías respiratorias y de la piel entre otras muchas de sus funciones. La ingesta de vitaminas y minerales para personas mayores no es muy diferente que las de los adultos de mediana edad.

Muy importante en la nutrición cuando se vive en una residencia de tercera edad

En las personas de la tercera edad se puede dar con mayor frecuencia la deficiencia de una o varias vitaminas y obedece a cuadros patológicos por ejemplo, mala absorción de nutrientes, una alimentación monótona, dietas restringidas, diarreas, cirugías del intestino delgado, algunas terapias como la hemodialisis que elimina las vitaminas hidrosolubles, parásitos y algunos medicamentos. En las enfermedades crónico degenerativas (diabetes mellitus e hipertensión) si el médico geriatra y la nutricionista no dan de forma adecuada las instrucciones de la dieta puede llevar a un problema de desnutrición o malnutrición. En las residencias geriátricas una de las áreas que más se vigila son la alimentación de sus ancianos ya que la falta de vitaminas o de minerales puede llevarle a situaciones de salud extremas e incluso a la muerte.

vitaminas y oligoelementos en las personas mayores

La Vitamina B1 o Tiamina, es necesaria para el metabolismo de los aminoácidos y de los hidratos de carbono y allí su importancia en el consumo diario. Los alimentos que tienen un alto contenido de Tiamina son las levaduras, legumbres, carne de cerdo y de vacuno, cereales integrales y los frutos secos, sin embargo también existen algunos alimentos que contienen una sustancia llamada tiaminasas que puede destruir la Tiamina por ejemplo el café, el té, el pescado crudo y los mariscos.

Vitamina B2 o Riboflavina está vitamina ayuda a la metabolización de las grasas, carbohidratos y proteínas. La carencia de la Riboflavina se manifiesta con lesiones de las superficies mucocutáneas de la boca, dermatitis genital y seborrea. La riboflavina la podemos encontrar en productos lácteos, carnes magras, panes y cereales enriquecidos, pescado y huevos.

Vitamina B3 o Niacina ayuda en el metabolismo de las proteínas y en la oxidación del lactado, el piruvato y el alcohol. Su absorción se lleva a cabo en el intestino delgado y en el estómago. Está vitamina la podemos encontrar en la leche, la carne, alubias y huevos. En las culturas donde el consumo de maíz es la base de la alimentación puede predisponer a la carencia, así como en personas alcohólicas y en personas con problemas en la absorción intestinal. La falta de Niacina produce pelagra enfermedad que se caracteriza por debilidad, dolor abdominal, vómitos e irritabilidad.

Vitamina B6 o Piridoxina intervienen en la metabolismo de los aminoácidos, del glucógeno y de los lípidos. Los alimentos que la contiene son los vegetales, legumbres, frutos secos, salvado de trigo y las carnes. La deficiencia de está vitamina se caracteriza por dermatitis, seborrea, debilidad generalizada e irritabilidad.

Vitamina C tienen diferentes funciones en el organismo, sin está vitamina algunas reacciones químicas no se llevan a cabo. una de las grandes ventajas de está vitamina es que se encuentra en grandes cantidades en los cítricos y hortalizas. (sobre tos en tomates, brócoli y patatas). La carencia de la vitamina C tiene grandes repercusiones sobre todo en los ancianos ya que se presenta el escorbuto.

Otras vitaminas como el ácido pantoténico, la Colina, vitamina A, vitamina E, vitamina D, vitamina K cada uno de ellas tiene diferentes funciones en el organismo, la carencia de alguno de estos elementos puede desencadenar algunas enfermedades, sin embargo es raro ya que con la alimentación se pueden obtener, siempre y cuenco esta incluya todos los grupos de alimentos.

Aun teniendo en cuenta la importancia de las vitaminas, hay que evitar caer en la vitaminosis.

Los oligoelementos son metales que están en el cuerpo en pequeñas cantidades, son imprescindibles para el buen funcionamiento del organismo, su exceso genera serios problemas de salud pero su ausencia también, su función principal es la de catalizadores que aceleran o retardan un proceso bioquímico y fisiológico del cuerpo. Los principales oligoelementos son bromo, boro, cobalto, cromo, cobre, flúor, hierro, manganeso, molidebno, niquel, selenio, silicio, vanadio, yodo y zinc. Gracias a estos elementos el organismo se mantiene en equilibrio y por eso decimos que son tan importantes las vitaminas y oligoelementos en las personas mayores.

Deja un comentario