Primeros días en una residencia. Consejos.

En el canal de youtube de inforesidencias.com hemos publicado recientemente un video en el que explicamos algunos consejos para las personas mayores que estén pasando los primeros días en una residencia

Los primeros días en algún sitio nuevo, como por ejemplo una casa nueva, o una nueva ocupación laboral, no son del todo placenteros. Podemos sentirnos cómodos y acompañados pero aun así, las personas siempre requerimos de un tiempo de aclimatación (normalmente días y a veces a algunas unas pocas semanas) al nuevo lugar o situación. Esto es aun más frecuente cuando en este nuevo cambio hay que interaccionar con personas que no conocemos. Además, con la edad cada vez nos gusta menos los cambios.

Imaginemos ahora pues una persona mayor que cambia de casa, de compañeros de convivencia porque va a vivir a una residencia de ancianos. El cambio es muy relevante. Para poder llevar mejor ese cambio os dejamos 4 consejos que pueden ayudar te en tus primeros días en la residencia

  • Haz un esfuerzo por conocer, tanto a las personas que conviven contigo como a las trabajadoras por su nombre. Es normal que al principio queramos pasar un poco desapercibidos, quizá por timidez o inseguridad. No obstante, una buena posibilidad para conocer a los demás y conocer su carácter (al igual que ell@s a ti), es participar en aquellas actividades de la residencia que te despierten interés.
  • El segundo consejo es tener claro que, pensar que la sensación de estar fuera de lugar durante unas semanas es bastante habitual. El pensamiento de no debería estar aquí, este no es mi sitio etc no solo te pasa a ti. Hay que tener presente que dejar la que ha sido tu casa los últimos años y en donde tenías tu vida montada e ir a una residencia de mayores, es un paso enorme. Existen muchas personas en la misma situación que tú y que, aunque lo necesitan, cierran por completo esa posibilidad por miedo a que no vivirán de forma agradable o que tienen miedo a no encajar. Tu ya has hecho el paso más difícil. Date tiempo y todo irá sobre ruedas. No está de más comentar que en inforesidencias, en nuestro programa de radio, más de una persona mayor que vive en residencias nos han contado que los primeros días en una residencia estuvieron intranquilos y ahora están encantados.
  • El tercer consejo va dirigido a las preferencias. Que no te de reparo pedir lo que necesites. No por vivir en una residencia de mayores dejamos de ser quien somos y tener nuestras preferencias y hobbies. Es verdad que conviviremos con más personas, pero los profesionales que trabajan en una residencia intentan responder tanto como les es posible las peticiones de los usuarios. Lo que está claro es que para que puedan darnos lo que pedimos, necesitan saber que queremos. Seguro que llega el día en que ya nos conozcan tan bien que nos preparen o hagan cosas sin que las pidamos, pero durante los primeros días en una residencia es necesario que les expliquemos que deseamos.

¿Buscas una residencia de mayores y quieres que te contacten?

  • Pide a tus familiares que te visiten tan a menudo como tu quieras, esta es tu nueva casa! Si antes cuando vivías en tu casa o cuando estabas en el hospital tu familia te visitaba, ¿Por qué ahora no? Es muy probable que los primeros días los familiares más directo nos visiten bastante a menudo. Esto ocurre porque les gusta venir y otras a que tienen un sentimiento de culpa de que estemos en la residencia o que quizá te convencieron a venir cuando tu intención de hacerlo no era definitiva. En este último caso, es probable que con el tiempo ya se den cuenta que tu estás completamente adaptado y cómodo, y poco a poco vengan menos veces. Si a ti ya te va bien, genial, pero si tu quieres que la frecuencia de las visitas no vaya a menos habla con ellos. Y sobretodo no pienses nunca que en la residencia donde vas a vivir te podran inconvenientes para que recibas visitas, al contrario, las visitas llenan aun más de vida una residencia.

Hemos escrito otros artículos con consejos para diferentes situaciones relacionadas con personas mayores, puedes leerlos aquí

Deja una respuesta