Envejecimiento físico y mental

Cuando llegas a los 50 y juegas un partido de paddel contra una persona de 20 años, te das cuenta de que ya no corres tan rápido ni saltas tan alto como ella. Se vuelve muy evidente la diferencia de energía y reacción debido al envejecimiento físico del cuerpo. 

Este hecho tan evidente físicamente, también sucede a nivel cognitivo, es decir, la capacidad para aprender, recordar y resolver problemas, también se ralentiza con la edad.  Es decir, empiezas a ser consciente del envejecimiento físico y mental de tu cuerpo.

Si ya has llegado a los 50:

¿Te resulta más difícil recordar algunas situaciones que antes te resultaron familiares? 
¿Cómo llevas el hecho de dividir tu atención entre dos o más actividades (el famoso “multi-tasking)?, 
¿Notas cambios en tu capacidad para concentrarte?
¿Te distraes más fácilmente que cuando eras más joven?

Envejecimiento físico y mental
Envejecimiento físico y mental

A partir de los 50/60 años se empieza a notar un cierto envejecimiento físico y mental. Una de las primeras cosas que notas, puede ser una ligera pérdida de audición sobre todo en un entorno ruidoso. Debido a que la audición requiere más concentración de lo habitual, incluso una pérdida leve de la capacidad de concentración puede afectar la comprensión de una conversación cruzada en un entorno ruidoso.

La mayoría de las personas comienzan a notar cambios cuando entran en los 50 / 60 años. Aunque estos cambios pueden causar una cierta confusión inicial, la mayoría de los problemas de memoria y pensamiento relacionados con la edad no provienen de una enfermedad cerebral, son solo que nuestra velocidad de procesamiento se vuelve más lenta, codificamos e indexemos peor la información de nuevos recuerdos inmediatos debido a una disminución de la atención. Sin embargo, a pesar de que nuestro cerebro puede ser algo mas lento para aprender y recordar nueva información, su capacidad para dar sentido a lo que sabe y para formar argumentos y juicios razonables permanece intacta.

Entrena tu memoria. 100 preguntas y 100 respuestas y 100 actividades.

A medida que envejecemos, este envejecimiento físico y mental, hace que tardemos mas en absorber, procesar y recordar información nueva.  La pérdida natural de receptores y neuronas ocurre con el envejecimiento y puede dificultar la concentración. Por lo tanto, no solo absorbemos información más lentamente, sino que también tenemos más problemas en recordarla. Procesamos de forma mas lenta y los datos almacenados en nuestra memoria de trabajo pueden disiparse antes de que hayamos tenido la oportunidad de resolver el problema que teníamos delante. Para compensar estos cambios tenemos que  dedicar un esfuerzo adicional para concentrarnos en la nueva información que se está tratando de aprender.

También hay buenas noticias para paliar el envejecimiento físico y mental

La buena noticia es que somos más “sabios” ya que tenemos más experiencia, podemos formar argumentos y juicios desde la calma, el conocimiento y sabiendo la diferencia entre la acción y la reacción, para elegir la primera y evitar la segunda. 

Y acabo con una cita de Viktor Frankl:  “Entre un estímulo y su respuesta hay un espacio.   En ese espacio tenemos el poder de elegir nuestra respuesta.  En nuestra respuesta se encuentra nuestro crecimiento y nuestra libertad». A medida que envejecemos física y mentalmente tenemos mayor conexión con ese «espacio». No es malo envejecer.

Otros temas relacionados:

Si buscas residencias de la tercera edad en Zaragoza capital
Si buscas residencias de la tercera edad en Madrid capital

Articulo escrito por Anna Cebrián

Deja una respuesta