¿Qué quiere decir ser investigado por Fiscalía?

Durante la pandemia las residencias de personas mayores lo han pasado realmente mal.  El informe que expuso la presidenta de CEAPs Cinta Pascual en el Congreso de Diputados dejó claro que lo que hemos vivido es una crisis sanitaria en la que los mayores ingresados en residencias han visto mermado sus derechos por parte del sistema de salud en un clima de falta de equipos de protección y de tests diagnósticos.

Aspectos jurídicos demandas por covid

Aspectos jurídicos demandas por covid

Uno de los múltiples problemas que enfrentaron las residencias en esas circunstancias fue el tener que dar información constante a las administraciones públicas, incluso en momentos en que tenían mucho personal de baja debiendo cumplir instrucciones que llegaban continuamente a los centros.  Y encima de todo ello, a partir de que la infame Ministra de Defensa dijese que había cadáveres en las camas de las residencias conviviendo con los residentes, se metió en el escenario al Ministerio Fiscal para descubrir “los delitos” que estaban cometiendo las residencias.

Que se transmitiese la imagen de que si había muchos muertos en residencias de mayores quería decir que éstas funcionaban mal ha generado que algunos familiares de personas fallecidas, obviamente, exijan que se investigue.  No sé cuántos piden que se investiguen a los hospitales (donde han fallecido más enfermos) pero claro, la locuaz Ministra de Defensa no salió en el telediario diciendo que en los servicios de urgencias o en las UCIS convivían cadáveres con enfermos y que la Fiscalía debía investigar.

Hoy, cuando la virulencia de la pandemia parece remitir, surge un primer rebrote, no vírico sino jurídico.

Sabemos que personas de forma individual o agrupadas están preparando demandas y querellas contra algunas residencias.  Éstas lo saben porque están recibiendo peticiones de información y documentación.  Pero también la Fiscalía ha iniciado, lo sabemos por la prensa, una serie de investigaciones civiles y penales.

Esas actuaciones de la Fiscalía generan bastante preocupación ya que se trata de una institución muy poderosa que funciona de forma “autónoma” pero no “totalmente independiente” del poder.  Cundo la Fiscalía actúa en relación con un ciudadano, éste suele sentir un escalofrío aunque esté totalmente seguro de que no ha cometido ningún delito.

Recientemente algunas residencias han recibido, a través de la policía un  requerimiento para presentar una serie de documentos.  Se trata de residencias en las que han fallecido residentes durante la pandemia.  Los documentos requeridos son los siguientes:

Documentos requeridos
a Copia del Reglamento de Régimen Interno de la residencia de mayores
b Copia de la póliza de seguro de responsabilidad civil de la residencia (usuarios y personal)
c Copia de los protocolos internos de la residencia en relación al aspecto asistencial y médico
d Organigrama de la residencia (Directivo, Social, Médico/Asistencial, Terapéutico)
e Si tienen empresas subcontratadas, su nombre, su función y el contrato
f Plano de la residencia con ubicación de los residentes y la situación de las zonas comunes antes y durante la pandemia
g Copia de las instrucciones, protocolos o comunicaciones recibidas del Departamento los Departamentos de Servicios Sociales y Sanidad de la Comunidad Autónoma y del Ministerio de Sanidad o cualquier otro ámbito administrativo a partir del 5 de marzo
h Copia de los Protocolos internos de la Residencia para afrontar el SARS-CoV-2
y Listado de trabajadores desde el 1 de marzo de 2020 con su filiación, dirección, teléfono de contacto, especialidad, formación, la función que desarrollaba en la residencia y contrato de trabajo
j Informen de los canales de comunicación con los Departamentos de Servicios Sociales y Sanidad de la Comunidad Autónoma en relación a la pandemia SARS-CoV-19. Con copia de los emails y mensajes de whatsapp de entrada y salida que ha tenido la residencia con los diversos departamentos o entidades públicas en referencia exclusiva a la pandemia entre el 1 de marzo y el 10 de mayo de 2020.
k Copia del Plan de limpieza y desinfección del centro, así como la hoja de control de cuándo, dónde y quién hizo las limpiezas y desinfecciones entre el 1 de marzo y el 10 de mayo de 2020
l Copia del contrato de Prestación Asistencial entre la residencia y los residentes que han muerto entre el 1 de marzo y el 10 de mayo de 2020 y en caso de no constar en los mismos las personas que tenían de contacto.
m Copia de los certificados de defunción de estas personas e historial médico
n Copia del libro de registro de asistidos.
o Copia del expediente asistencial de los residentes.
p Copia de los registros de residentes:
  – con lesiones por presión y/o contenciones, caídas que requieren medidas de contención
  – Registro de medicación
  – Si disponían de programa de atención individualizada, copia del mismo
q Copia del libro de registro de entrada
r Copia registro del personal que ha entrado en contacto con pacientes contagiados en estadio de investigación
s Copia reigistro entardas/salidas habitación Covid.

Todavía no se ha imputado nada. Todavía no hay diligencias judiciales previas.  Es meramente un requerimiento de documentación pero ya les avisan de que lo que se están investigando son posibles abandonos, denegaciones del deber de socorro y falsedades.

De momento ser investigado quiere decir dedicar muchas horas a recoger aún más documentación y tenerla preparada para su entrega a la Fiscalía.

El refranero español es muy prolijo y tiene asertos para todo.  Ahora pienso en “Cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar”.

Aunque no hayas recibido ningún requerimiento, si diriges o gestionas una residencia de mayores, estaría bien ir preparando esta documentación, ordenar todo y preparar el ristre, peto, espaldar y hombrera del “armadura de papel” que vas a necesitar si la Fiscalía se fija en ti.

Deja un comentario