Una película sobre el amor en la tercera edad: 23 paseos

El inicio del nuevo año trae el estreno de película que ayuda a pasar estos tiempos de pandemia de la mejor manera. Son momentos para refugiarse en la cultura, en el arte y en las aficiones que nos permiten evadirnos y, a la vez, enriquecer nuestra comprensión del mundo y de las pasiones humanas.

Las personas mayores no suelen ser protagonistas en el arte y, cuando lo son, a menudo no se ven reflejadas en sus vidas cotidianas. Por fortuna, el viernes 15 de enero se estrenó una película que cuenta una hermosa historia de amor y sexo en la tercera edad: 23 paseos.

En la película se cuenta la historia de dos personas mayores, ya pasados los sesenta años, Dave y Fern, que se conocen en el parque en el que pasean a sus perros. Los animales no entienden de clases sociales ni prejuicios y su espontaneidad propicia el acercamiento de sus dueños. Durante veintitrés paseos, estos establecen un vínculo primero de amistad y, más tarde, de amor. A medida que avanza la película, los protagonistas muestran que tienen cada uno una mochila de cargas emocionales que han ido acumulando con los años, y que irán aligerando poco a poco.

Dave y Fern son personas sencillas, cotidianas y tienen una gran química entre ellos. Sin embargo, no es un amor a primera vista ni un flechazo, es un proceso de conocimiento que lleva al amor maduro y consciente. 23 paseos aborda asuntos como la amistad, el amor y el deseo más allá de los sesenta y es una reivindicación a la necesidad en la madurez de redescubrir los nervios de la primera cita, los deseos y las ganas de vivir la vida con la madurez de los años, pero con la misma intensidad de la juventud.

¿ Com refleja la sociedad a la tercera edad en otro arte como la pintura?

La película se va desarrollando con los paseos que la pareja da a lo largo de un año, primero por un parque al norte de Londres, después por King George’s Field. La primera amistad que se convierte en amor, tropieza, sin embargo, con el pasado y los secretos, que hacen que peligre la relación.
No se trata de una historia almibarada. Sin perder su tono de comedia, se abordan aspectos como la soledad de los mayores y su marginación social, la precariedad económica, la pobreza energética, las relaciones con los hijos y los nietos, el duelo, los celos, el cuidado o las rupturas emocionales. Con humor, se reflejan traumas, soledad… que condicionan las vidas de los dos protagonistas, en los que fácilmente se pueden ver reflejadas muchas personas de su misma edad.

23 paseos

La película es un testimonio de que en la tercera edad todo es más difícil, sobre todo el amor y la entrega, pues se tiene una consciencia de final del camino, se siente de forma intensa la presión del entorno, no se pueden obviar los problemas de salud que condicionan el día a día y, sobre todo, se constata que se ha vivido lo suficiente como para estar desencantado de ciertas cosas.

Dave y Fern son interpretados de manera brillante por el actor y monologuista Dave Johns, que se dio a conocer mundialmente al interpretar al viudo que da nombre a la brillante película de Ken Loach Yo, Daniel Blake, y Alison Steadman, ganadora del premio Olivier a la mejor actriz por su papel en The Rise and Fall of Little Voice.

La idea de la película le surgió al director y también guionista, Paul Morrison, mientras daba un paseo con su perro. Tras la muerte de su mascota, a la que dedica la película, surgió la historia de dos personas mayores que se conocen gracias a que coinciden paseando a sus perros en la que se refleja su mundo, lleno de complejidad por los años vividos, pero también de ganas de sentir el amor de nuevo.
El autor quería rodar una película protagonizada por personajes de su edad (él tiene 76 años), que se salieran del estereotipo de personas mayores invisibles, o bien pozos de sabiduría que pronuncian sentencias o personas dependientes a las que hay que cuidar. Tampoco quería caricaturas, sino que se viera a la tercera edad como una época en la que también hay oportunidades para las relaciones, con anhelos y deseos de felicidad; personas a las que les han pasado muchas cosas y, tras cada caída, se han levantado y seguido adelante.

Como dato curioso, en esta película llena de conversaciones inteligentes que atrapan al espectador, hay un uso recurrente del español y referencias a España que, lamentablemente, pierden parte de su encanto en la versión doblada.

Recomendamos esta estupenda película, 23 paseos, para ver en salas, con las medidas de seguridad que se están aplicando, o bien en la televisión, cuando se ofrezca en las plataformas para ver en streaming. Es una excelente manera de pasar una buena velada en casa o en un cineforum organizado en una residencia para mayores. Seguro que en este último caso dará lugar a interesantes conversaciones y debates.

Sobre el director y guionista:

Paul Morrison (nacido en 1944 en Londres) es un director productor y guionista de cine y series de televisión. Ha dirigido principalmente documentales y películas dramáticas.
Su película para la BBC John y Yoko fue elegida por la revista Broadcast como uno de los grandes momentos en 50 años de la televisión. Like Other People, sobre los temas de discapacidad y sexualidad, ganó el premio Grierson al mejor documental. Ha grabado varias series de documentales para Channel Four explorando temas de alcance social: About Men, sobre la masculinidad, A Change of Mind, sobre psicoterapia, y A Sense of Belonging, sobre la identidad judía británica. También grabó un potente y conmovedor largometraje documental, From Bitter Earth: Artists of the Holocaust, en el que narraba la historia de los cuadros y dibujos realizados en secreto en los campos de exterminio y los guetos durante la Segunda Guerra Mundial.

Su primer largometraje, Salomon & Gaenor, fue nominado al Oscar a la Mejor Película de Habla no Inglesa en 2000 y ganó el premio BAFTA de Gales a la Mejor Película en 2001.
Su siguiente película, Wondrous Oblivion (Sorpresas de la vida) ganó el premio a la Mejor Película en los premios Racism in the Media, entre otros galardones. Su largometraje Sin límites ganó el premio al mejor largometraje internacional en los premios GLAAD de Los Ángeles. Rodado en 2007, Sin límites, trata de la vida y amores del artista Salvador Dalí, el poeta Federico García Lorca y el cineasta Luis Buñuel. La película se rodó principalmente en Barcelona.

Otras películas que hemos recomendado:

Deja una respuesta