La obesidad en la vejez

La obesidad actualmente es uno de los graves problemas que padece la sociedad y es una de las principales causas de muerte que se puede prevenir en el mundo. Y la obesidad en la vejez no es una excepción. Los estudios demuestran que esta patología aumenta con a edad, en España se considera que el 36% de la población mayor de 65 años no institucionalizada padece obesidad un dato alarmante si observamos la relación de obesidad con diabetes y otras enfermedades crónicas.

La obesidad es un cúmulo de grasa en diferentes partes del cuerpo y se presenta por diversos factores genéticos y sobre todo ambientales (alimentación y actividad física).

La obesidad más peligrosa es la que se acumula en la zona abdominal (perímetro cintura superior a 102 cm en hombres y 88 centímetros en mujeres), la obesidad abdominal es la que se relaciona con un mayor número de patologías sobre todo metabólicas, sin embargo el sobrepeso y la obesidad generan serios problemas de movilidad, además de patologías como artrosis, reflujo gastroesofágico, litiasis biliar, problemas respiratorios, síndrome de apnea  del sueño etc. Pero además por el mismo sobrepeso y obesidad es posible que las personas de la tercera edad no salgan de su domicilio y terminen aisladas y marginadas de su entorno más inmediato por la dificultad para desplazarse, acarreando otros problemas sociales.

obesidad en la vejez

Los mayores que viven en residencias geriátricas o que asisten a centros de día es más fácil corregir algunos hábitos alimentarios e implementar algunas actividades físicas para perder peso. La mayoría de los centros gerontológicos y centros de día cuentan con profesionales como el fisioterapeuta, médico, enfermera y nutricionista que vigilan el aumento o disminución de peso en los residentes. Ayudar a bajar de peso al anciano no solo es un beneficio para la salud propia sino para las auxiliares gerontológicas ya que son ellas quienes trasladan, movilizan, bañan y hacen la higiene, a mayor peso de los residentes más problemas de salud para las cuidadoras de los centros geriátricos y de los domicilios.        .

El tratamiento de la obesidad en la vejez se complica por las patologías presentes, no están indicadas dietas muy estrictas pueden ser contraproducente debido a la pérdida de masa muscular y al riesgo de complicaciones metabólicas ni tampoco cirugías, la alimentación debe incluir todos los grupos de alimentos en sus debidas cantidades. En cuanto a la actividad física debe estar vigilada por un especialista en las cuales debe considerar las patologías, las limitaciones y las preferencias del paciente. Existen algunos medicamentos para el tratamiento de la obesidad en la vejez, y es el médico geriatra quien valora los riesgos y beneficios y a partir de allí ofrece e tratamiento.

Deja un comentario