5 consejos para buscar una empresa de ayuda a domicilio (SAD)


Buscar una empresa de ayuda a domicilio para la asistencia de una persona mayor es un proceso difícil ya que existen muchas opciones y posibilidades diferentes que implican que un extraño entre en casa y pase tiempo con la persona mayor, casi siempre sin que haya nadie más presente.
El proceso de buscar una empresa de ayuda a domicilio (SAD), también llamado de Atención Domiciliaria o de Asistencia a Domicilio, se convierte en uno de construcción de una relación de confianza entre la persona mayor, sus familiares, la empresa que presta el servicio y la persona que finalmente atenderá al mayor dependiente en su casa.
La primera pregunta que podemos hacernos que se convierte en el primer consejo es:

  1. Asegúrate de que lo que necesitas es ayuda a domicilio

Según los expertos hay tres factores importantes que afectan a las personas mayores y que pueden hacer que precise asistencia: la soledad, el aburrimiento y la incapacidad de llevar a cabo las actividades de la vida diaria por sí mismo. Todo ello puede generar incertidumbre por parte de la familia e inseguridad.

Si una persona que vive sola, se “siente sola” y se aburre, puede encontrar soluciones por su cuenta dentro o fuera del domicilio. Cuando además es dependiente y tiene necesidad de que alguien le ayude a moverse, lavarse, comer, vestirse u otras actividades, entonces puede ser un buen momento de pensar en una empresa SAD.
También puede ser que alguien no viva sola sino que sus familiares no están durante mucho tiempo al día en casa o no tienen la fuerza o pericia suficiente para cuidar y atender correctamente. Eso también puede hacer que sea interesante pedir ayuda.

(Entrevista a un servicio de atención a domicilio con presencia nacional)

Un buen consejo es hacer listas escritas sobre necesidades no cubiertas y posibilidades de cubrirlas con diferentes recursos. Puede ser que tengamos suficiente con un servicio de teleasistencia o que lo que de verdad necesitemos sea una residencia. Hay que determinarlo.

Llegado el punto en el que debemos tomar la decisión de buscar una empresa de asistencia, ya sea para nosotros mismos o para un familiar dependiente, esa simple acción pueden representar toda una gran problema para nosotros.

2. Antes de contratar, busca y compara

¿Cómo busco? ¿Cuál ofrece un mejor servicio? ¿Qué empresas tienen mejores valoraciones, mayor experiencia y profesionales más preparados para afrontar las necesidades específicas asistenciales de la persona?
Lo mejor es empezar por internet y entrar en una página especializada como puede ser Inforesidencias.com en la que se ofrece información y posibilidad de contacto con muchas empresas asistencia domiciliaria que ofrecen servicios de ayuda a domicilio a ancianos.

Hagamos un primer cribado y seleccionemos algunas que a priori nos puedan ofrecer confianza, garantías y seguridad.
Una vez tenemos alguna, busquemos referencias, quizás de algún conocido, amigo o profesional de la sanidad con quien estemos en contacto. Aunque cada caso es diferente, te recomendamos que escuches bien otras experiencias.

3. Fíjate bien en el aspecto legal y contractual

Aunque parece mentira, hay varias formas en las que se puede prestar un servicio de ayuda a domicilio para personas mayores dependientes. Pregunta y que te quede claro qué es lo que vas a contratar.

A veces lo que ofrecen las empresas es seleccionar a una persona para que sea la familia quien la contrate directamente. En esos casos la empresa SAD actúa como agencia de colocación y quizás nos da algún servicio de gestoría pagando la seguridad social u otras gestiones por el estilo. Si hacemos eso nosotros somos el empleador de la persona que vendrá a casa.
Otras, la mayoría la empresa nos ofrece el servicio directamente, o sea que son ellos los empleadores de la persona. Si hay algún problema, éste se da entre nosotros y la empresa, no directamente con la persona que nos atiende en casa.

¿Qué es la asistencia domiciliaria privada?

También hay empresas de ayuda a domicilio a las que no podemos acceder porque se especializan en prestar servicios a ayuntamientos o comunidades autónomas, o sea que no se ofrecen directamente a las personas.
Dentro de las empresas que prestan el servicio directamente algunas cobran por horas de atención, otras por servicios prestados y aún otras tienen sistemas propios de remuneración. Esto debe quedar clarísimo tanto en la entrevista como en el contrato que se firme. A veces resulta difícil comparar ofertas por lo que vale la pena dedicarle tiempo.

La tranquilidad y seguridad son, por tanto, los puntos clave en los que nos centramos cuando valoramos contratar los servicios de una asistencia profesional. Una parte importante de esta seguridad nos la dará el saber que la empresa de atención domiciliaria es seria y que el contrato que nos dan a firmar lo demuestra al no tener cosas difícil de entender.

4. Prevé futuros problemas y plantéalos

Aunque es una perogrullada, “cuando todo va bien, todo va bien”. El problema es que cuando metemos en casa a alguien que no conocemos pueden surgir problemas no deseados ni esperados. De nuevo el mejor consejo es tomar papel y lápiz y empezar a escribir lo que prevemos cómo posibles problemas. Esto es sólo un ejemplo de lo que podrían ser algunos:

  • ¿Puedo pedir que cambien al cuidador sin dar ninguna explicación, sencillamente porque no me gusta?
  • ¿Qué pasa si la persona cuidada ingresa en un hospital durante una semana?
  • ¿Pago por horas o por servicio recibido? ¿Qué pasa si un día no viene o viene tarde?

5. Valora todo en su conjunto antes de elegir

Una vez hayas pre-seleccionado y recibido toda la información es hora de valorar quien nos está ofreciendo más confianza. Algunos factores que podemos valorar entre las diferentes ofertas, más allá del precio pueden ser

La humanidad y empatía. Piensa que además de “cuidar”, el auxiliar de domicilios estará muchas horas con la persona mayor por lo que, además de tener capacidad técnica debe ser una persona agradable.

El abordaje integral (¿me ofrecen posibilidad de recibir servicios opcionales como sanitarios, peluquería a domicilio, fisioterapeuta u otros?Los valores, la ética y el nivel de exigencia que demuestran
Si sigues estos consejos, empezando por documentarte bien y buscar opciones en Inforesidencias.com reducirás la posibilidad de error.

Esperamos que este articulo sobre 5 consejos para buscar una empresa de ayuda a domicilio te haya sido de utilidad. Si quieres conocer algunas puedes buscar desde aquí

Deja una respuesta