El maltrato a las personas mayores, la lacra invisible

En todo el mundo, un numero muy elevado de personas mayores reciben malos tratos por parte de sus familias o instituciones. El más evidente es el provoca lesiones físicas, problemas emocionales o pérdidas económicas. Sin embargo, debemos ser conscientes de que el maltrato forma parte de lo cotidiano cuando la persona no reciben información comprensible, no puede acceder a determinados sitios por barreras arquitectónicas, es privada de servicios cerca de sus domicilios, como bancos o centros de salud, solo puede hacer gestiones por internet o se les relegan los tratamientos médicos.

¬ŅCu√°l es el porcentaje de personas mayores que sufren maltrato?

Seg√ļn un informe de la Organizaci√≥n Mundial de la Salud (OMS) publicado el pasado a√Īo la OMS, una de cada seis personas mayores en el mundo es v√≠ctima de maltrato y en el 90 % proviene de un familiar y el y el 33 % de los ancianos que est√°n en residencias es v√≠ctima de abusos. Es un c√°lculo pues, por que se cree que solo se denuncia el 4 % de los casos; a pesar de que en muchas ocasiones el entorno conoce el maltrato este se silencia. El maltrato puede ser psicol√≥gico, f√≠sico, abuso financiero, desatenci√≥n o abuso sexual.En Espa√Īa la cifras son algo mejores, a√ļn as√≠, seg√ļn el informe Factores de riesgo del maltrato de personas mayores en la familia en poblaci√≥n espa√Īola, elaborado por el Centro Reina Sof√≠a para el Estudio de la Violencia, el 0,8 % de los ancianos dec√≠a sufrir maltrato por parte de alg√ļn familiar.

Los cuidadores de personas mayores con dependencia reconocían, por su parte, tasas mayores de maltrato: en concreto del 4,5 %.
La Asociaci√≥n para la Investigaci√≥n del Maltrato a las Personas Mayores (EIMA) define el maltrato como ¬ęun acto o una omisi√≥n de una acci√≥n, sin importar si es intencionado o no, y que tiene como resultado el da√Īo psicol√≥gico o f√≠sico en la persona mayor, o la vulneraci√≥n de sus derechos fundamentales como persona. Este maltrato puede realizarlo un familiar, la comunidad o las instituciones¬Ľ. En la p√°gina web de la EIMA se pueden encontrar interesantes documentos que analizan, explica y proponen soluciones contra esta lacra social.

¬ŅQu√© es el maltrato a personas mayores?

Por su parte, la OMS, en la Declaraci√≥n de Toronto, define el maltrato a las personas mayores como ¬ęla acci√≥n √ļnica o repetida, o la falta de respuesta adecuada, que provoca da√Īos o angustia a una persona mayor y que se produce en cualquier relaci√≥n donde existe una expectativa de confianza. Este tipo de violencia constituye una violaci√≥n de los derechos humanos y puede presentarse en forma de maltrato f√≠sico, sexual, psicol√≥gico o emocional; violencia por razones econ√≥micas o materiales; abandono; desatenci√≥n, y menoscabo grave de la dignidad y falta de respeto¬Ľ.
El maltrato a los mayores es un problema casi invisible.

Muy pocas personas mayores maltratadas denuncian a sus propios familiares. Las causas son muy comunes y comprensibles: el miedo a que la persona denunciada, que suele ser su propio cuidador, tome represalias y la verg√ľenza que supone que tu propio hijo o nieto sea quien te maltrata. Tambi√©n ocurre que las personas maltratadas no se ven con herramientas para denunciar, pues no sabe si pueden hacerlo, d√≥nde, con qu√© procedimiento e, incluso, desconf√≠an de la justicia. Juegan tambi√©n factores psicol√≥gicos que se observan a su vez en mujeres v√≠ctimas de violencia de g√©nero o en ni√Īos maltratados, como sentirse sienten culpables o verse como una carga que justifica las acciones de los dem√°s.

¬ŅCu√°les son los factores de riesgo de maltrato a personas mayores?

Un factor de riego es padecer una enfermedad neurodegenerativa. La persona se vuelve más dependiente y vulnerable, más indefensa y eso aumenta la posibilidad de sufrir abusos por parte de su cuidador. A esta circunstancia se puede unir la sobrecarga de la persona cuidadora, que genera un ambiente de estrés que propicia el maltrato no intencionado. Hay que tener en cuenta que en muchas ocasiones quien que ejerce el maltrato no es consciente de ello. Es más, se asombraría si se le hace notar.


La OMS se√Īala que seg√ļn los √ļltimos datos, la prevalencia del maltrato a las personas de edad, tanto en la comunidad como en las instituciones, ha aumentado durante la pandemia de la COVID-19. Tambi√©n se√Īala la OMS que ¬ęa nivel mundial, se prev√© que el n√ļmero de casos de maltrato a las personas de edad aumente, ya que muchos pa√≠ses tienen poblaciones que envejecen r√°pidamente. Incluso si la proporci√≥n de v√≠ctimas se mantiene constante, su n√ļmero en el mundo aumentar√° r√°pidamente debido al envejecimiento de la poblaci√≥n: para 2050 el n√ļmero de v√≠ctimas habr√° aumentado hasta 320 millones ya que la poblaci√≥n mundial de personas de 60 a√Īos y m√°s se habr√° incrementado hasta los dos mil millones¬Ľ.

Las consecuencias del maltrato son devastadoras para las personas mayores, que pueden acarrear graves consecuencias físicas, mentales, financieras y sociales, que ocasionan lesiones corporales, mortalidad prematura, depresión, deterioro cognitivo, ruina financiera y en ocasiones ingresos hospitalarios o cambiar la domicilio por una residencia para la tercera edad para no estar con la persona o personas maltratadoras.
Hay factores que aumentan el riesgo de sufrir malos tratos y sobre todos ellos la sociedad debe actuar para evitar que se produzcan.

Algunos factores son individuales como la dependencia funcional o discapacidad, una mala salud física o mental, las enfermedades mentales, el abuso de sustancias, el deterioro cognitivo, ingresos bajos ingresos o la dependencia financiera del maltratador con respecto a su víctima. La violencia de género tampoco se elimina con la edad de los matrimonios, puede incluso incrementarse cuando se llega a la edad de jubilación. Hay otros factores sociales o comunitarios, como el edadismo contra las personas mayores o la normalización de la violencia.

Las estrategias para la prevenci√≥n y lucha contra el maltrato hacia las personas mayores son la disponibilidad de cuidadores que alivien la carga del cuidado, programas de administraci√≥n del dinero para personas mayores vulnerables a sufrir explotaci√≥n financiera, tel√©fonos de asistencia y alojamientos de emergencia y la participaci√≥n de equipos multidisciplinarios que est√©n atentos y act√ļen de manera coordinada cuando se da un caso, puesto que se requiere responder al problema desde muchos √°mbitos: justicia penal, atenci√≥n m√©dica, atenci√≥n de la salud mental, servicios de protecci√≥n de adultos y atenci√≥n cr√≥nica.

¬ŅQu√© iniciativas permitir√≠an reducir el maltrato a personas mayores?

La OMS, en el documento Estrategia y plan de acción mundiales sobre el envejecimiento y la salud 2016-2020 y la Década de las Naciones Unidas del Envejecimiento Saludable (2021-2030), plantea iniciativas que ayudan a detectar, cuantificar y responder al problema, entre ellas:

En primer lugar recopilar y combinar pruebas sobre la prevalencia, consecuencias, determinantes e intervenciones para prevenir y luchar contra el maltrato a las personas de edad, particularmente en los países de ingresos bajos y medianos donde los datos son limitados-

En segundo lugar difundir información a los países y prestar apoyo a las iniciativas nacionales para prevenir el maltrato a las personas de edad, y

En tercer lugar colaborar con organismos y organizaciones internacionales para impedir que el problema vaya a m√°s en el √°mbito mundial.

Te puede interesar

Comentarios cerrados.